alfasigma-7dm
Premios-Esteve


Nunca dejes de hacer una buena exploración y/o de llamar al pediatra de guardia

Un muchacho de 14 años acudió a urgencias remitido por su médico de cabecera porque tenía fiebre alta (por supuesto estaba muy cansado y critiqué esa cómoda transferencia). Quise remitirlo al pediatra de guardia pero al ser las 12 de la noche no lo localicé (¿estaría operando?)

 Al final decidí enfrentarme al cuadro. Durante el examen sólo encontré una irritación faríngea por lo que, con el diagnóstico de amigdalitis aguda, le receté amoxicilina y un antipirético. A las pocas horas el paciente retornó porque le había aparecido un exantema muy pruriginoso (el adjunto de pediatría debía seguir operando). El joven se encontraba mal, con el rostro enrojecido, palidez perioral y una lengua aframbuesada y sobre todo, mucho prurito en todo el cuerpo, por lo que propuse el ingreso en el hospital de día con el diagnóstico de escarlatina.

El pediatra (que ya no estaba operando) apareció antes de irse a dormir (más). Le comenté el caso y explorando de nuevo al paciente se constató que las alteraciones cutáneas eran típicas de una urticaria. Me miró c«on desprecio y me soltó la siguiente perorata: «¡Joven colega! Una angina febril en edad infantil suele ser de origen estreptocócico, sobre todo por betahemolíticos del grupo A. El único antibiótico indicado en este caso es la penicilina, en lugar de la ampicilina y derivados, pues, como se sabe, los estreptococos no se vuelven resistentes a la penicilina. Conviene, sin embargo, vigilar primero la evolución del proceso, prescindiendo inicialmente del tratamiento con penicilina. Esto también es válido para la disminución de la fiebre. Las compresas frías en las pantorrillas siguen siendo igual de eficaces. La fiebre representa además una reacción de defensa positiva del organismo que sólo debe combatirse bajo circunstancias muy especiales. Una terapia de “seguridad máxima”, como la que ha aplicado usted en este caso, con un antibiótico de amplio espectro y un preparado de pirazolona puede, no sólo carecer de efecto, sino también provocar una reacción alérgica y empeorar considerablemente la patología inicial…»

Le dije que le había llamado pero… Lo cierto es que aprendí la lección: la próxima vez iría a levantarlo personalmente. Por suerte, tras administrar al paciente un antihistamínico se le pudo dar de alta con el diagnóstico de exantema medicamentoso.

Comentario del recopilador: El error clínico es en este caso un error menor. El más grave es no haber despertado al pediatra si se tenía alguna duda. El síntoma clave que presentaba el muchacho era el prurito independientemente de que estuvieran ya presentes en la segunda visita las alteraciones cutáneas de la urticaria, un exantema tan pruriginoso no suele ser causado por la escarlatina.
 

Extraído de: Algunos errores médicos propios y ajenos para aprender y meditar. Recopilador: M. Blasco Valle. Editado por GOPAr Grupo de Osteoporosis Aragón. Zaragoza 

Información adicional

  • Autor: Recopilador: Mariano Blasco Valle
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad