alfasigma-7dm


Cada cual es cada cual y todos los días no somos los mismos

Envío este caso que observé con fruición cuando trabajaba como enfermero de urgencias en el hospital clínico. En nuestra zona ronda siempre el “Lenin” un alcohólico desheredado de la tierra aunque pienso que en ocasiones es dueño de toda ella. Un día, como otros antes, fue recogido en la calle y transportado al Servicio de Urgencias. Era tan popular que el conductor de la ambulancia no dijo: “traigo un paciente” sino “ahí os dejo al Lenin” 

Un “pardillo” de primer año de Medina de Familia lo recibió y valoró, entre otras cosas, que el paciente estaba somnoliento (roncando) y que no presentaba traumatismo craneal aparente. Le ayudé a desnudarlo y la verdad, ese día, el Lenin no olía a tintorro. El joven galeno sacó una libreta con apuntes de lo que debe ser una exploración neurológica y realizó una, digna de la Real Academia. La infusión de glucosado y vitaminas del grupo B no surtió efecto y a pesar de los “cachetes”, esta vez el Lenin tampoco despertaba. Cuando el residente solicitó un TAC cerebral lo hubo de supervisar el jefe de guardia y lo aprobó tras alabar la exploración neurológica realizada en la que se apreciaba la existencia de un Babinski izquierdo. El diagnóstico fue de hematoma epidural. El residente que, siendo originario de Cuenca no conocía al Lenin, simplemente se fue a estudiar. Los demás callamos. La urgencia quirúrgica se intervino con éxito y el Lenin sigue hoy “bebiendo con salud”


Comentarios del recopilador: Este caso demuestra dos cosas importantes: La primera es que el Lenin tuvo suerte de que en Cuenca nazcan jóvenes médicos. Pero además, que todo paciente alcohólico que presenta alteración de la conciencia debe ser considerado sospechoso de presentar una urgencia neuroquirúrgica, incluso en ausencia de traumatismo craneal reciente. Todo diagnóstico de alcoholismo agudo debe estar basado en la determinación de la cifra de alcoholemia (fácil de realizar con rapidez en la actualidad) Además ese día el pobre Lenin no había bebido. ¡Vaya por Dios!
 

Información adicional

  • Autor: Recopilador: Mariano Blasco Valle
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad