alfasigma-7dm


Remitido por un intensivista que fue llamado de urgencia.

La cosa sucedió así más o menos. Un hombre de 73 años, que presentaba un catarro desde hacía tres días, consultó en urgencias por dolor de garganta y disfagia. El examen clínico no evidenció alteraciones pero al residente le llamó la atención la voz del paciente, muy extraña, pero dado que el resto del examen neurológico fue normal, mandó al enfermo a su domicilio.

 A las pocas horas el paciente acudió de nuevo aquejando una disfagia grave. Se le ingresó en la planta de digestivo para estudio y al día siguiente, es decir, tres días después de la aparición de la disfagia, se le practicó una fibrogastroscopia durante la cual sobrevino un trismus y una insuficiencia respiratoria por la que fui llamado urgentemente teniendo que realizar una traquetomía “in situ”. Ingresé al paciente en la UCI y tras analizar la evolución de todo el proceso pensé en un posible diagnóstico de tétanos. A pesar del tratamiento intensivo, inmediatamente instituido, el enfermo falleció y la necropsia no puso de manifiesto causa alguna de la muerte.

Comentarios del intensivista remitente: No pude descubrir la existencia de una puerta de entrada. Aparte de las heridas traumáticas, se han publicado casos de tétanos secundarios a infecciones dentarias, heridas quirúrgicas, amigdalitis, tumores necrosantes, otitis del oído medio e incluso inyecciones parenterales repetidas. Habida cuenta la relativa rareza del tétanos en los países desarrollados, el retraso en el diagnóstico no es excepcional, pudiendo acarrear graves consecuencias, sobre todo la obstrucción mortal de las vías aéreas. El cuadro clínico del tétanos es variable y la espasticidad inicial puede ser estrictamente focal, localizándose en los grupos musculares situados cerca del punto de infección. En el caso que nos ocupa, la espasticidad de los músculos faciales y bulbares pudo producir disfagia, que evolucionó posteriormente hacia trismus y bloqueo completo clásico de la mandíbula. El caso se comentó en sesión clínica y se concluyó que el tétanos debía estar siempre entre los diagnósticos diferenciales obligados ante una obstrucción de la vía aérea.
 

Información adicional

  • Autor: Recopilador: Mariano Blasco Valle
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad