publicidad


Reumatólogos anuncian que las nuevas terapias cambiarán el manejo de la artritis psoriásica

  • 01 Octubre 2015

El VI Simposio de Espondiloartritis acogerá mañana en Girona la conferencia “Hacia un nuevo algoritmo de tratamiento en artritis psoriásica". Los nuevos tratamientos actuarán sobre dianas terapéuticas diferentes a las que había hasta ahora, lo cual modificará los algoritmos que los especialistas emplean en el manejo de esta enfermedad.

Las nuevas terapias para artritis psoriásica tendrán nuevos mecanismos de acción que ampliarán las posibilidades terapéuticas de los pacientes, y cambiarán los algoritmos que los reumatólogos emplean en el tratamiento de esta enfermedad.  Este es uno de los principales aspectos que se abordarán en la conferencia “Hacia un nuevo algoritmo de tratamiento en artritis psoriásica”, una mesa compartida entre la Sociedad Española de Reumatología (SER) y la compañía Celgene dentro del VI Simposio de Espondiloartritis, que dará comienzo mañana en el Palacio de Congresos de Girona.

La artritis psoriásica es una enfermedad crónica e inflamatoria que se caracteriza por dolor, rigidez, inflamación y dolor de las articulaciones. “Hasta ahora, los pacientes que padecían esta dolencia contaban con los fármacos químicos (como el metotrexato) y, cuando fallaban estos medicamentos, el paso siguiente era la terapia biológica, que en artritis psoriásica suponía tratar con anti-TNFs”, explica Rafael Ariza, reumatólogo del Hospital Virgen de la Macarena (Sevilla) y moderador de la mesa. “No había otra diana terapéutica, por lo que, si los pacientes no respondían a estos medicamentos, la única solución que teníamos era cambiarles a otro del mismo tipo”, afirma Ariza.

Xavier Juanola, jefe del servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona) y ponente de la charla, asegura que “era necesaria la aparición de nuevas terapias, porque había un alto porcentaje de pacientes que no respondía a las terapias convencionales”. 

Cambio en el algoritmo del tratamiento
Estas nuevas terapias cambiarán previsiblemente el algoritmo de tratamiento que siguen los reumatólogos en el manejo de la artritis psoriásica. “Lo bueno de estos nuevos fármacos es que actúan sobre dianas terapéuticas diferentes, es decir, se dirigen a otros niveles dentro del proceso inflamatorio”, explica Juanola. Por su parte, Rafael Ariza detalla que, entre ellos, se encuentran “tratamientos biológicos que se dirigen a otra diana terapéutica distinta  al TNF” y, por otro lado, “un tratamiento llamado apremilast, que no es un biológico sino una molécula que actúa a nivel de la señalización intracelular”. Ariza destaca que la vía de administración de apremilast será oral, “lo cual podrá suponer una mayor comodidad en la administración para los pacientes”.

Asimismo, el algoritmo de tratamiento de la artritis psoriásica podría cambiar en pacientes que tienen además otras enfermedades como esclerosis múltiple.  “Existe la posibilidad de que, en algunos perfiles en los que los tratamientos anti-TNF no se pueden dar, como en el caso de pacientes con esclerosis múltiple, sí se puedan administrar las nuevas terapias”, explica Juanola, “lo cual va a suponer una ventaja”.

En cualquier caso, la decisión de implantar un tratamiento u otro radica en la gravedad con que se presente la artritis psoriásica y en la actividad de la enfermedad. Esto significa que a la hora de pautar la terapia más adecuada, los especialistas tendrán en cuenta “la inflamación que presenta el paciente en sus articulaciones, la presencia de síntomas característicos, como entesitis o dactilitis, y la presencia de factores de mal pronóstico, como puede ser la afectación de muchas articulaciones o de articulaciones importantes”, afirma Ariza.

Reumatólogo y dermatólogo: un trabajo conjunto
Hasta un 15% de las personas con psoriasis padece artritis psoriásica.  Por ello, los expertos han destacado la importancia de que los reumatólogos trabajen conjuntamente con los dermatólogos en el tratamiento de esta enfermedad. “Si no actuamos de forma conjunta, nos encontramos con que el diagnóstico se hace muy tarde.  En cambio, si trabajamos conjuntamente, cuando el enfermo tiene los primeros síntomas, llegar al diagnóstico es mucho más sencillo”, afirma Juanola.

Según explica el especialista, en artritis psoriásica el trabajo multidisciplinar es esencial, ya que permite “optimizar el tratamiento”, de forma que se evite “que el reumatólogo trate unos síntomas y el dermatólogo otros, cuando un tratamiento común podría beneficiar mucho más al paciente”.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad