alfasigma-7dm


Expertos alertan sobre la necesidad de seleccionar la técnica quirúrgica más adecuada para cada problema refractivo

  • 17 Septiembre 2015

Los especialistas resaltan la importancia de realizar un estudio en profundidad del ojo y seleccionar el tratamiento de cirugía refractiva que más se adecúe en cada caso, láser o lentes intraoculares.

Oftalmólogos de prestigio, reunidos en Barcelona con motivo del Congreso de la Sociedad Europea de Cirujanos de Catarata y Cirugía Refractiva, han coincidido en alertar sobre el peligro de ofrecer un único tratamiento para la corrección de todos los defectos de refracción, en concreto el láser.

“Un centro oftalmológico que sólo ofrezca láser como tratamiento para mi defecto refractivo es un centro al que yo no entraría a consultar”, ha afirmado Daniel Elies, Especialista del Instituto de Microcirugía Ocular, IMO. “El paciente tiene que ir a un sitio con expertos en cirugía refractiva donde tengan la posibilidad de realizarle todas las técnicas y, con ese abanico de posibilidades, elegir la que sea mejor para su ojo”, ha puntualizado el Dr. Elies.

Joaquín Fernández, Director Médico de Qvision en el Hospital Vithas Virgen del Mar, ha aconsejado al respecto: “Un centro de confianza es aquel que cuenta con la última tecnología contrastada por la evidencia científica, así como con profesionales de experiencia y prestigio reconocido”. “Comparar con otras clínicas es un ejercicio totalmente positivo, así como conocer la experiencia de otros pacientes intervenidos”.

“La palabra láser atrae a muchos pacientes, sin embargo, habría que tener un cambio de mentalidad en este sentido ya que no es una técnica que se puede utilizar en todos los casos”, ha afirmado José F. Alfonso Sánchez, presidente actual de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto Refractiva (SECOIR) y coordinador del departamento de Córnea y Cristalino del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega. “La lente intraocular fáquica está ganando terreno al láser ya que tiene unas posibilidades quirúrgicas más amplias y, en muchas ocasiones, es una opción más segura”.

Sobre este incremento de las lentes intraoculares fáquicas, Félix González -Director Médico Clínica Baviera Madrid- comenta: “Dada la gran calidad visual que se consigue y lo rápidamente que esta se obtiene, las lentes ICL se han consolidado desde hace muchos años como un tratamiento de elección en muchos defectos refractivos donde antes se elegía el láser”. “El grado de satisfacción es altísimo: del 99%”, añade el doctor.

La lente intraocular fáquica Visian ICL corrige el rango más amplio de dioptrías del mercado (miopía de –0,5 a –18 dioptrías; hipermetropía de +0,5 a +10 dioptrías; y astigmatismo hasta +6 dioptrías) y no modifica la estructura del ojo, lo que permite, tras su implantación, obtener una visión en alta definición, con mayor resolución, agudeza visual, claridad, intensidad y profundidad de campo, además de una excelente visión nocturna.

Al contrario que los procedimientos láser que modifican el tejido corneal, estas lentes preservan la córnea, por lo que es un procedimiento reversible. Así, si la visión cambia con el paso del tiempo, las lentes se pueden cambiar o retirar con facilidad o el paciente puede someterse a nuevas técnicas que surgieran en el futuro, una opción que en el caso del láser queda limitada a los nuevos procedimientos para los que tener la córnea modificada no sea un impedimento.

“Al ser tan inerte el colámero -material en que está fabricada la lente intraocular fáquica ICL- la lente puede estar muchísimos años en el ojo sin producir ninguna reacción”, afirma Zaldívar, oftalmólogo que implantó la primera lente de este tipo hace casi 22 años. El doctor ha compartido su experiencia con los más de 600 oftalmólogos reunidos en el Simposium “Preservando la córnea y el cristalino para el futuro” celebrado en el mencionado Congreso ESCRS. Durante el encuentro, el doctor ha mostrado gráficamente la evolución de estos primeros pacientes a los que implantó la lente intraocular fáquica ICL. “Después de 22 años con la lente, el ojo está impecable, como si no hubiera sido operado”. “A aquellos pacientes que por la edad  han desarrollado cataratas, les hemos intervenido sin problemas porque la córnea estaba intacta, no alterada por el láser”.

Como conclusión, Joaquín Fernández apunta que “la lente intraocular fáquica Visian ICL se está convirtiendo en una opción que garantiza, en las indicaciones en las que la implantamos, casi todo lo que puede desear el paciente y el oftalmólogo. Tanto por ser un procedimiento rápido e indoloro, como por la calidad de visión que genera y su seguridad a largo plazo”.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad