publicidad
adlinkinternational


Nuevos retos y opciones terapéuticas en el abordaje de la diabetes tipo 2

  • 09 Julio 2015

Los inhibidores de SGLT2, que permiten expulsar hasta 78 gr. de glucosa por la orina, y la insulinización en pacientes con diabetes tipo 2 han sido los principales temas que se han abordado en el encuentro. 

Sonia Gaztambide: “es necesaria una intervención más rápida por parte del profesional en la aplicación del tratamiento, para ganar tiempo en el control adecuado de la diabetes”. 

La Alianza Boehringer Ingelheim y Lilly en diabetes reúne en Madrid a especialistas en diabetes para revisar las nuevas opciones terapéuticas en el abordaje de la enfermedad

Más de 70 especialistas en diabetes se han reunido este fin de semana en Madrid para realizar una actualización acerca de las nuevas opciones terapéuticas en el abordaje de la diabetes. La última familia de fármacos que se ha incorporado al arsenal terapéutico en diabetes tipo 2 (DM2), los inhibidores de transportador sodio-glucosa (SGLT2), y las necesidades de insulinización de estos pacientes así como nuevas opciones de tratamiento con insulina han sido los temas que han centrado el encuentro, organizado por la Alianza Boehringer Ingelheim y Lilly en diabetes.

Sonia Gaztambide, jefa del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de Cruces (Bizkaia), ha sido una de las moderadoras de la reunión y ha subrayado la necesidad de “una intervención más rápida por parte del profesional en cuanto a  la aplicación del tratamiento, para ganar tiempo en el control adecuado de la diabetes”.

Centrándose en los nuevos fármacos para el abordaje de la enfermedad, Gaztambide ha defendido que “los inhibidores de SGLT2 que aportan un mecanismo de actuación totalmente novedoso y único con respecto a los ya existentes para la diabetes tipo 2”. Estos antidiabéticos orales actúan bloqueando la actividad de los cotransportadores de sodio-glucosa (SGLT2), una proteína que regula la reabsorción de la glucosa en el riñón. Gracias a este mecanismo de acción, los pacientes tratados con este tipo de fármacos pueden llegar a expulsar hasta 78 gramos de glucosa por la orina, evitando de esta forma que vuelva al torrente sanguíneo.

Además de su mecanismo de acción, Gaztambide ha señalado que “su principal ventaja es que pueden administrarse en cualquier fase de la enfermedad, lo que favorece la consecución del objetivo de mejorar el control”. Otros aspectos que se han valorado positivamente de esta nueva clase de fármacos, es que “ayudan a bajar de peso, lo que puede estimular a aquellos pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad aunque es preciso que sigan haciendo dieta, y a disminuir la presión arterial”.

Entre los fármacos de la familia de los inhibidores de SGLT2, uno de los últimos en incorporarse ha sido empagliflozina. Disponible en España desde abril de 2015, en dosis única diaria para el tratamiento de la diabetes tipo 2 en el adulto, para su uso cuando la dieta y el ejercicio por sí solos no proporcionan el suficiente control glucémico. Además, en junio de este año, la Comisión Europea concedió la autorización en la Unión Europea de la combinación de empagliflozina y metformina en un solo comprimido, para el tratamiento de pacientes adultos con DM2 y actualmente se encuentra en proceso de revisión por parte de las autoridades españolas.

El número de afectados por diabetes aumenta y algunos pacientes no logran alcanzar los objetivos de glucosa en sangre y necesitan insulina, por ello durante la reunión, también se han presentado los resultados de la nueva insulina glargina de la Alianza Boehringer Ingelheim y Lilly en Diabetes.

Tal y como apunta Sonia Gaztambide, las pautas de insulinización serán muy variadas en función de las características del paciente, pueden requerir hasta cuatro inyecciones al día,  igual que en la diabetes tipo 1, o más simples y reducidas. La endocrinóloga reconoce que es complicado prever qué paciente necesitará insulina en un futuro, pero ha recordado que “la clave es llevar un control estricto de la enfermedad, aunque igualmente puede llegar el momento”.

“Hay una mayor exigencia actualmente en el tratamiento de la diabetes, al que tienen que responder las insulinas que hay en la actualidad. Necesitamos ajustar mejor los perfiles de estos fármacos a las ingestas, actividad y estilo de vida de los pacientes, para lograr niveles de hemoglobina glicosilada más próximos a las que tiene un sujeto sin diabetes“, concluye Gaztambide.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad