alfasigma-7dm


Enfermería apuesta por la mejora en el tratamiento de la fibrilación auricular no valvular

  • 22 Junio 2015

Los enfermeros juegan un rol importante en el seguimiento y derivación de la fibrilación auricular no valvular, enfermedad que multiplica por cinco el riesgo de padecer ictus. La aparición de  los nuevos anticoagulantes orales de acción directa simplifica el tratamiento, mejoran la calidad de vida de los pacientes y de sus familiares, y no necesitan una monitorización continua. 

El Colegio de Enfermería de Madrid ha acogido recientemente la jornada Estrategias en la prevención del ictus por fibrilación auricular no valvular (FANV)”, organizada por la Alianza Bristol-Myers Squibb – Pfizer, con el objetivo de contribuir a la formación a estos profesionales en el manejo de la fibrilación auricular no valvular (FANV) y en el seguimiento a los pacientes anticoagulados, y así contribuir en la prevención del ictus.

El papel que juega la enfermería en la atención a los pacientes con FANV que reciben tratamiento con los anticoagulantes orales de acción directa, es esencial, según los expertos reunidos en la jornada. Esther Arrese, enfermera de Atención Primaria del Centro de Salud Isla de Oza (Madrid) y ponente en el encuentro, explica que los enfermeros realizan un trabajo de seguimiento de las personas con FANV a las que se les administra este tipo de terapia.  “Debemos comprobar si el paciente cumple bien con el tratamiento y si está tomando la medicación a sus horas, o si tiene que hacerse alguna analítica. Depende de las edades, puede incluso hacerse un conteo de las pastillas que han tomado”, afirma Arrese.

El tratamiento con anticoagulantes orales de acción directa se puede prescribir a personas que padecen, entre otras dolencias, fibrilación auricular no valvular, con el objetivo de prevenir el ictus.  “Una vez que el paciente está diagnosticado, la enfermera es crucial en el seguimiento al paciente anticoagulado”, confirma Mª Isabel Egocheaga, médico de Atención Primaria del Centro de Salud Isla de Oza (Madrid) y ponente de la jornada. Según la doctora, los profesionales de Enfermería hacen un seguimiento de “la adherencia al tratamiento o de las posibles interacciones con medicamentos que el paciente pueda estar tomando por su cuenta. También valoran situaciones que pueden hacer que el paciente sea más vulnerable, como diarrea o cambios en sus hábitos alimenticios.”

Los nuevos anticoagulantes orales de acción directa, según explica Esther Arrese, “mejoran la calidad de vida del paciente ya que no requieren un análisis de los niveles de coagulación en sangre”, si bien puntualiza que es importante que el paciente con FANV “venga a hacerse sus revisiones, por ejemplo de tensión”, al igual que todas las personas con enfermedades crónicas.“Por una parte está el médico, y por otro, cuando nosotros vemos que el paciente no se está controlando con los antagonistas de la vitamina K, comentamos con el médico la posibilidad de que se le cambie a los nuevos fármacos siempre y cuando esté indicado”, explica la enfermera.

Los expertos reunidos en la jornada ponen de manifiesto que la consulta de enfermería puede contribuir a la detección de un paciente con FANV. “Aparte de la tensión, es importante tomar el pulso, que es como se detecta esa arritmia. Por eso es muy corriente que esas pruebas se realicen en la consulta de enfermería”, explica Esther Arrese. “A veces la gente se toma la tensión en la farmacia, o con un aparato en casa, pero no se mide el pulso”, a pesar de ser esta una de las formas más habituales para detectar la enfermedad, según la enfermera.

En la consulta de enfermería, la detección “puede ser casual o bien por síntomas que a veces son inespecíficos”, afirma la doctora Egocheaga, quien añade que “esto puede hacer que el paciente sea derivado ala consulta médica para hacer el diagnóstico”. Según la médico de Atención Primaria, la fibrilación auricular debe sospecharse especialmente en “aquellos pacientes que tienen factores de riesgo, como la edad y la hipertensión”.

Durante la jornada celebrada en el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid, Mª Isabel Egocheaga, ha hablado sobre los factores de riesgo de la FANV, las Guías de Práctica Clínica y Escalas predictivas, el manejo de la FANV, y el ictus y sus complicaciones. A continuación, ha determinado cuál debe ser el manejo del paciente anticoagulado en situaciones especiales. Posteriormente, la enfermera de Atención Primaria del Centro de Salud Isla de Oza (Madrid), ha dado su opinión sobre el “Papel de la enfermería”. Finalmente, Alexandra Estévez, asesor científico de BMS, ha dado a conocer el Programa de Apoyo a Pacientes.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad