publicidad


El Hospital La Vega apuesta por mejorar la atención al paciente anticoagulado

  • 18 Junio 2015

Los pacientes anticoagulados son aquellos que reciben tratamiento para evitar la aparición de un ictus, debido a que padecen enfermedades como la fibrilación auricular, la arritmia más común que multiplica por cinco el riesgo de padecer un infarto cerebral. Poner en marcha protocolos clínicos para atender al paciente anticoagulado, detectar las áreas de mejora y ofrecer formación a todos los profesionales sanitarios implicados en este proceso, son algunas de las acciones que se llevarán a cabo y con las que se pretende mejorar la calidad de vida de estos pacientes. En este contexto, alrededor de 50 médicos de varias especialidades, como cardiología, hematología y medicina interna, se han formado durante la Jornada de Actualización en el manejo de la Anticoagulación, que tuvo lugar en el Hospital La Vega de Murcia.

Mejorar la atención que reciben los pacientes anticoagulados de Murcia para lograr un control más adecuado de su enfermedad y, por tanto, una reducción de los casos de ictus, es el objetivo del Programa E-quality, una iniciativa en la que participa el Hospital La Vega de Murcia, y que cuenta con la colaboración de la Alianza Bristol-Myers Squibb–Pfizer. Como parte de este programa, alrededor de 50 médicos implicados en la atención del paciente anticoaguladoy pertenecientes a varias especialidades, entre las que se encuentran cardiología y hematología han asisitido a la Jornada de Actualización en el manejo de la Anticoagulación, que tuvo lugar en las instalaciones del centro hospitalario. La jornada fue inaugurada por el director médico de La Vega, Pedro Mateo y el responsable de Medicina Interna del hospital, Fernando Oliván.

El objetivo del Programa E-quality es crear Centros Hospitalarios de Excelencia en Anticoagulación a través de la optimización de los procesos y mejora en la calidad asistencial que se emplean a la hora de tratar al paciente anticoagulado. De esta forma, los centros participantes se convertirán en referentes en esta área, siguiendo un proceso de mejora continua que cuenta con el aval de la SECA (Sociedad Española de Calidad Asistencial)y el soporte de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. Este proceso es especialmente importante en el manejo de estos pacientes ya que, en muchas ocasiones, deben ser atendidos por distintos especialistas, como el neurólogo, el cardiólogo o el hematólogo, por lo que es esencial que exista una gran coordinación entre todas las especialidades implicadas.

Según destaca el director médico de Hospital La Vega, Pedro Mateo, “el buen control de la anticoagulación incide directamente en la disminución de la enfermedad tromboembólica. La frecuencia de los accidentes cerebrovasculares isquémicos (ictus) por trombosis es necesario disminuirlos al máximo con el buen control de la anticoagulación. Las terapias innovadoras hacen que la necesidad de controles periódicos de anticoagulación sean cada vez menores, por lo tanto esta jornada servirá para estar actualizados en los medicamentos más eficientes en relación con la anticoagulación”, concluye.

El proyecto E-quality refleja la firme apuesta que desde la Alianza Bristol-Myers Squibb–Pfizer estamos realizando en la formación continua de los profesionales sanitarios implicados en el manejo del paciente anticoagulado”, afirma Juan Álvarez, director médico de Pfizer.  “Creemos que el compromiso con este tipo de iniciativas destinadas a especialistas de distintas áreas son clave para mejorar la atención de estos pacientes y para garantizar que reciben el tratamiento más adecuado”, añade.

El Programa E-quality incluye, además de la formación a médicos, la creación de un comité de expertos formado por profesionales sanitarios del centro que estén involucrados en el proceso de anticoagulación. Su propósito es determinar cuál debe ser el protocolo a seguir para atender al paciente anticoagulado, conocer la situación real en la que se encuentra el hospital en este ámbito, y detectar las áreas de mejora. Teniendo en cuenta los estándares de calidad en anticoagulación, Hospital La Vega pondrá en marcha este proceso cuyo objetivo es conseguir la más eficiente atención asistencial.

Esta iniciativa se basa además en la importancia de que el paciente anticoagulado se involucre en el cuidado de su propia salud, por lo que el programa contemplará la realización de diferentes actividades o talleres que fomenten la relación entre los pacientes, sus familiares y los profesionales del centro hospitalario. Ofreciéndoles información sobre su tratamiento y sobre su enfermedad, se pretende que estén más controlados y que no abandonen la terapia, tratando así de conseguir una reducción del riesgo de ictus.

La elección del tratamiento anticoagulante más adecuado para cada paciente es también relevante en el manejo de este paciente. En la actualidad, existen nuevos anticoagulantes orales que suponen un cambio en el paradigma terapéutico, frente a los tratamientos estándar que se venían utilizando hasta ahora (aenocumarol o Simtrom-, que requieren un control periódico de los niveles de anticoagulación). La elección de la terapia adecuada podría prevenir la aparición de eventos tromboembólicos, disminuyendo el impacto médico y social de los mismos.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad