publicidad


Se puede evitar la incidencia de embarazos múltiples en fecundación in vitro

  • 03 Junio 2015

En los tratamientos de FIV la probabilidad de tener una gestación doble es mayor, con respecto al embarazo natural. Así, de un 1-2% de embarazos múltiples en embarazos espontáneos se ha pasado a un 20-30%, debido a los programas de estimulación ovárica y los tratamientos de reproducción asistida.

Desde la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción, ASEBIR, se quiere dejar constancia de que la finalidad última de las unidades de Fecundación In Vitro no sólo es conseguir el embarazo, sino también el niño nacido sano en casa, como apunta Ana Serra, Secretaria de la Junta Directiva de ASEBIR.  Buscando así, minimizar los embarazos múltiples y el riesgo que esto conlleva tanto para la madre como para los fetos. Además, nos añade un dato interesante como es el factor económico, ya que si existieran ayudas por parte de la administración para los pacientes que aceptan transferirse los embriones de 1 en 1, las parejas no tendrían tanta urgencia en conseguir la gestación en su primera transferencia aceptando un alto riesgo de embarazo múltiple.

El objetivo de transferir un único embrión se persigue desde hace muchos años. Cuando se ha constatado que el querer obtener el embarazo con la máxima celeridad implica un incremento dramático de los embarazos múltiples, no sólo gemelares, sino también trillizos, ha saltado la llamada de atención por parte de muchas sociedades científicas. 

Fernando Prados, representante de ASEBIR en el Registro SEF, indica que, en España, durante 2012 se produjeron un 23,5% de gestaciones múltiples en FIV con ovocitos de la propia paciente y un 31,1% en el caso de ovocitos de donante. Sólo un 5,4% de los casos de ovocitos propios han sido transferencias electivas de un único embrión mientras que en otros países, este tipo de transferencias son las mayoritarias.

Por su parte, Mª Victoria Hurtado de Mendoza, Presidenta del Grupo de Interés de Embriología de ASEBIR, detalla que los embarazos múltiples, como es bien sabido, acarrean un gran número de complicaciones fetales y neonatales siendo las más sobresalientes la prematuridad y el bajo peso del recién nacido. Hay un mayor número de abortos, ya sea de uno o más fetos; el crecimiento intrauterino es retardado; mayor incidencia de problemas neurológicos, sobre todo en niños que al nacer pesaban menos de 1 Kg, etc. Asimismo, las madres pueden sufrir complicaciones (anomalías placentarias, diabetes gestacional; el posible parto prematuro que requiere más reposo, etc.) Por todo ello, ASEBIR se suma a la iniciativa de otras sociedades científicas como European Society Human Reproduction (ESHRE) que ha intentado llamar a consenso y denunciar lo contraproducente de los embarazos múltiples (ESHRE Campus Course Report, 2001).

Hoy en día, gracias a las investigaciones y avances científicos se han mejorado mucho las condiciones de trabajo, tanto en los aspectos clínicos como en el laboratorio, lo cual ha permitido la regulación de las estimulaciones ováricas, la obtención de un mayor número de embriones de alta calidad y un mayor conocimiento sobre el desarrollo embrionario que favorece seleccionar a los más idóneos para la transferencia.

Es de destacar que la criopreservación embrionaria es la herramienta principal de que se dispone actualmente para reducir la incidencia de los embarazos múltiples, sin hacer disminuir la tasa de gestación, apunta Fernando Prados. Y deja constancia que con las altísimas tasas de supervivencia logradas (cercanas al 100%) se puede decir que el porcentaje de gestación acumulada esperable es superior si se transfiere un solo embrión y se congela el resto que si se transfieren los 2 mejores.

Mª Victoria Hurtado de Mendoza asegura que todavía hay muchas parejas que al ser informadas de la conveniencia de transferir un máximo de dos embriones, con el riesgo de obtener un embarazo múltiple, consideran que no pasa nada. Para ellos, sería como “recuperar el tiempo perdido”. Sin embargo, una vez informados de los riesgos que conlleva un embarazo múltiple, su opinión cambia. Por lo tanto, está en manos de los profesionales dar la información correcta, ya que en los centros con un buen equipo y resultados, transferir un único embrión sería lo aconsejable e incluso aumentaría las posibilidades de gestación por punción.

Sirva de ejemplo que países con años de experiencia, como Finlandia y Bélgica, que limitaron por Ley la Transferencia del embrión único, obtuvieron buenas tasas de embarazo y el descenso de embarazos múltiples fue drástico. En el 2003, Bélgica perfiló más la Ley y decidió regular el número de embriones a trasferir en función de la edad de la paciente y el número de intentos realizados.

1.- Con menos de 35 años, la transferencia es de un embrión en fresco; un embrión en el segundo intento (dos embriones si tienen baja calidad) y dos embriones en el tercer intento. 

2.- En pacientes con más de 35 años y menos de 40 años, en el primer y segundo intento son dos embriones y en el tercer intento tres embriones.

3.- Entre 39 y 43 años no hay límite de embriones a transferir.  En cuanto a los embriones vitrificados siempre es un máximo de dos embriones.

Trabajos de revisión posteriores como los publicados en Cochrane Database Syst, Rev 2013, por Pandian et al., abogan por la transferencia de un solo embrión, ya que el porcentaje de gestaciones es similar transfiriendo dos embriones en una transferencia que haciendo varias transferencias sucesivas de un único embrión. En este sentido, el reciente trabajo de Luke et al., 2015, concluye que el modelo de transferencia de un embrión en dos transferencias sucesivas es igual o de mayor éxito que la transferencia de dos embriones en una transferencia. Todos ellos consiguen con esta metodología de trabajo reducir drásticamente los embarazos múltiples.

En conclusión, ASEBIR  considera que actualmente se está en disposición de plantearse la transferencia de un único embrión en la mayoría de los casos, gracias a los importantes avances en la evaluación embrionaria y las técnicas de criopreservación embrionaria.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad