Imprimir esta página

Terapia antifactor de necrosis tumoral en la artrosis erosiva de las manos

  • La artrosis de las manos, en ocasiones muy incapacitante, es un trastorno prevalente, con escasas opciones terapéuticas y, generalmente, poco eficaces.
  • En muchos de estos casos, los fenómenos inflamatorios producidos por la artrosis son muy relevantes.
  • Algunos estudios previos realizados con antiinflamatorios convencionales o inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa tipo 2, muestran resultados ambiguos.

La artrosis es una causa frecuente de discapacidad en cualquier país de nuestro entorno, aunque las opciones terapéuticas continúan siendo limitadas, al igual que los programas de prevención o retraso en la evolución de la enfermedad.

Tradicionalmente, la artrosis se ha considerado como una enfermedad degenerativa iniciada en el cartílago articular, pero en las últimas décadas tenemos cada vez más evidencia de la presencia de fenómenos inflamatorios asociados que aparecen durante el curso de la artrosis. Aunque puede haber varios mecanismos implicados, el resultado es que es frecuente encontrar sinovitis en la ecografía o erosiones en las radiografías de las articulaciones, especialmente en las interfalángicas. Los hallazgos en la resonancia magnética muestran que la inflamación se asocia con mayor dolor y progresión a erosiones radiográficas. Aunque no es demasiado frecuente, la presencia de estas erosiones puede complicar el diagnóstico del paciente, especialmente cuando se da demasiado valor a las pruebas de imagen aisladas.

Las citoquinas inflamatorias, especialmente el factor de necrosis tumoral (TNF), desempeñan un papel importante en los fenómenos inflamatorios. El TNF tiene un papel central, multiplicando la respuesta inmune innata coordinada por la inmunidad adaptativa. Se han realizado ensayos clínicos que evalúan los agentes inflamatorios (usados con asiduidad en las artritis inflamatorias), como el metotrexato y la hidroxicloroquina, en la artrosis inflamatoria de las manos; sin embargo, un paso más consistiría en probar el uso de agentes inhibidores del TNF en esta enfermedad. Los anti-TNF, especialmente etanercept, han demostrado un buen perfil de seguridad y una buena eficacia en la artritis reumatoide. La existencia de vías patogénicas comunes justifica este ensayo clínico.

En este estudio, los autores aleatorizan a 90 pacientes en 2 grupos: 45 en tratamiento con placebo (de los que 41 completaron 6 meses y 35 el año de seguimiento del estudio) y 45 en tratamiento con etanercept, en dosis de 50 mg semanales durante los primeros 6 meses, y 25 mg semanales durante los segundos 6 meses (de los que 38 completaron los 6 meses y 33 el año de tratamiento). En el grupo de placebo, los abandonos más frecuentes fueron por ineficacia, mientras que en el grupo de intervención se produjeron más abandonos por efectos secundarios.

Los autores analizan diferentes parámetros: variación del dolor según la Escala Analógica de Dolor, uso de paracetamol como analgésico de rescate, número de articulaciones inflamadas, fuerza de prensión de la mano, progresión en el daño radiográfico, evolución de la señal Doppler en la ecografía y del edema de médula ósea en la resonancia magnética.

La Escala Analógica del Dolor disminuyó en 8,5 puntos sobre 100 en el grupo de intervención (intervalo de confianza del 95%: –18,6 a 1,6; p= 0,10) en el análisis por intención de tratar, y una reducción de 11,8 puntos (p= 0,04) en el análisis por protocolo.
No hubo diferencias significativas en el número de articulaciones inflamadas ni en el número de articulaciones que manifestaban señal Doppler, aunque sí hubo una disminución estadísticamente significativa en el número de nuevas erosiones óseas (con una puntuación de –2,9) (p= 0,02) y en la expresión de edema de médula ósea (–0,2; p= 0,001).

En definitiva, y según los autores, el estudio es poco concluyente, y aunque etanercept parece mejorar las erosiones óseas radiográficas y las lesiones precursoras de estas erosiones, como el edema medular óseo, no parece tener eficacia en cuanto a la clínica de los pacientes.

Kloppenburg M, Ramonds R, Bobacz, Kwol WY, Elewaut D, Huizinga TW, et al. Etanercept in patents with inflammatory hand osteoarthritis (EHOA): a multicentre, randomised, double-blind, placebo-controlled trial. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30282670

Valora este artículo
(0 votos)

Lo último de J. L. Casals Sánchez