alfasigma-7dm


Actividad física en pacientes obesos

La obesidad se ha convertido en este siglo en una de las principales causas de muerte y discapacidad. Tanto el sobrepeso como la obesidad se asocian a un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes mellitus tipo 2, dislipemia, accidentes cerebrovasculares, alteraciones osteoarticulares, síndrome de apnea obstructiva nocturna y determinados tipos de cáncer.

Un descenso de la actividad física puede ser un factor de obesidad. Por este motivo, los autores del estudio se propusieron evaluar la utilidad de un acelerómetro, un dispositivo electrónico que mide los movimientos corporales en términos de aceleración, para cuantificar de manera objetiva la actividad física y establecer diferencias entre sujetos de peso normal y otros con sobrepeso u obesidad. En el estudio se incluyeron 94 individuos: 46 con normopeso, 17 con sobrepeso y 31 obesos, clasificados de acuerdo con su índice de masa corporal; tenían unas edades comprendidas entre los 18 y 66 años. Se midió su actividad física mediante el acelerómetro Actical® (omnidireccional, por lo que es sensible al movimiento en todos los planos), que se les colocó en la muñeca durante un periodo mínimo de 6 días. Esta información se comparó con la obtenida mediante el dispositivo SenseWear® ArmBand (SWA), que es un equipo de análisis metabólico multisensorial que permite la cuantificación de la actividad física y el cálculo del gasto energético. En el estudio también se midieron diferentes variables antropométricas y bioquímicas.

Según los resultados obtenidos el comparativo del gasto energético total determinado mediante el citado acelerómetro (colocado en distintas localizaciones) y el segundo dispositivo, la actividad física registrada fue similar independientemente del lugar de colocación del dispositivo y comparable con la obtenida con el segundo. Los individuos obesos tenían un nivel de actividad física reducido, evidenciado por la cantidad de actividad registrada por el acelerómetro, y era significativamente menor que en los sujetos de peso normal o con sobrepeso. Los sujetos obesos tenían una concentración superior de glucosa circulante, así como de insulina, un mayor grado de resistencia a la insulina, alteraciones significativas del perfil lipídico y de diferentes marcadores de inflamación, disfunción endotelial y de la función hepática. La cantidad de actividad física se correlacionó con el índice de masa corporal, la circunferencia de la cintura y la concentración de ácidos grasos libres.

Con estos resultados, los autores concluyen que el acelerómetro Actical® permite obtener un registro objetivo de la cantidad e intensidad de la actividad física realizada durante la vida cotidiana y permite establecer diferencias entre los individuos con normopeso y los obesos. Por otro lado, un bajo grado de actividad física se asocia a un peor perfil lipídico y una mayor resistencia a la insulina, sobre todo en los sujetos obesos, lo que puede conllevar un aumento del riesgo cardiometabólico.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad