alfasigma-7dm


Grado funcional y capacidad de marcha en ancianos tras una fractura de cadera

Las fracturas de la epífisis proximal del fémur (fracturas de cadera) son una causa importante de incapacidad y morbimortalidad en los ancianos. Después de una fractura de cadera, más de un 20% de los pacientes queda incapacitado para salir del domicilio y hasta un 10% son incapaces de caminar. La recuperación del nivel de independencia previo a la fractura de cadera para realizar las actividades básicas de la vida diaria se produce en menos del 55% de los pacientes.

Por este motivo, los autores del estudio se propusieron valorar el grado funcional para las actividades básicas de la vida diaria y la capacidad de marcha en ancianos intervenidos de fractura de cadera a los seis meses de un programa de rehabilitación domiciliaria.

Para ello realizaron un estudio prospectivo incluyendo a 136 pacientes con fractura de cadera y capacidad para la marcha previamente a la fractura. Todos los pacientes siguieron un programa de rehabilitación domiciliaria que consistía en: información sobre medidas para prevenir complicaciones en personas con escasa movilidad; tratamiento de fisioterapia con los objetivos de mejorar el balance articular y muscular, reeducación de transferencias, bipedestación y marcha con ayudas técnicas; recomendaciones para prevenir caídas; recomendaciones sobre adaptaciones en el domicilio para facilitar la realización de las actividades básicas de la vida diaria; indicación de una pauta de mantenimiento y formación a los cuidadores. El programa de rehabilitación constaba de 15 sesiones diarias con una duración de 45 minutos. Los pacientes fueron evaluados inicialmente, al finalizar el programa de rehabilitación domiciliaria y a los seis meses de haberlo finalizado. El grado funcional para las actividades básicas de la vida diaria se evaluó con el índice de Barthel y la capacidad de marcha mediante una escala adaptada de la Functional Ambulatory Classification que cataloga la marcha como: no funcional, domiciliaria, fuera de casa con limitaciones y sin limitaciones. De los 136 pacientes incluidos en el estudio, el 77,9% eran mujeres con una edad media de 83,18 años. El incremento medio producido en el índice de Barthel a los seis meses de finalizado el tratamiento fue significativo respecto al inicial. Respecto a la capacidad de marcha, las variables asociadas a tener una capacidad de marcha funcional a los seis meses fueron una mayor capacidad de marcha previa a la fractura de cadera, la ausencia de comorbilidad y de complicaciones, ser capaces de andar al inicio del programa y un mayor incremento en el índice de Barthel en el momento de ser dados de alta del programa respecto al inicial.

Con los resultados obtenidos los autores concluyen que el programa de rehabilitación domiciliaria realizado en personas ancianas intervenidas de fractura de cadera produce una mejoría en el nivel funcional, manteniéndose a los seis meses de finalizado el tratamiento. Sin embargo, la mejoría lograda en la capacidad de marcha al final del tratamiento disminuye a los seis meses del alta.

 

Varas-Fabra F, Pérula de Torres LA, Heredia Torres A, Mayordomo Riera F. Nivel funcional y capacidad de marcha en ancianos con fractura de cadera a los seis meses de un programa de rehabilitación domiciliaria. Rehabilitacion 2010; 44: 25-31.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad