alfasigma-7dm


Varón adolescente y conflicto sociofamiliar: ¡consumo de cannabis!

- El inicio del consumo de cannabis cada vez es más precoz y se asocia con conflictos sociofamiliares.

- En la mitad de las determinaciones de metabolitos del cannabis en orina, la concentración es superior al límite máximo de la prueba, lo que puede indicar que el consumo no es esporádico.

- Es necesario crear una estrategia y protocolos de actuación específicos para estos pacientes.

El presente artículo que se comenta parte de que la educación en los ámbitos familiar, escolar, mediático y sanitario de atención primaria es el método ideal para llevar a cabo la prevención primaria y evitar el inicio del consumo de cannabis. Por el contrario, desde los servicios de urgencias, el enfoque ha de ir dirigido hacia su detección precoz, como medida de prevención secundaria, al efectuar una intervención adecuada sobre el adolescente y su entorno y ofrecer el soporte necesario.

En este sentido, los autores plantearon como objetivo del estudio valorar las características de los pacientes que consultan en urgencias de pediatría con consumo reciente de cannabis, con el fin de determinar su perfil epidemiológico y toxicológico y valorar las medidas de control y seguimiento establecidas. Para ello revisaron los informes de los pacientes con un resultado positivo para cannabis en el examen de tóxicos en orina durante los años 2007 y 2008. Valoraron las características epidemiológicas (edad, sexo, antecedentes psiquiátricos y tutela por la administración), el motivo de consulta, el especialista que solicitó la prueba y su resultado, el consumo asociado de otras drogas y el destino al alta. Se determinó cannabis en orina en 533 pacientes y resultó positivo en 72 casos (13,5% del total). Los motivos de consulta más frecuentes fueron la alteración del nivel de conciencia en 29 casos (40,3%) y agitación en 19 casos (26,4%). En 42 ocasiones (58,3%) los pacientes fueron dados de alta a su domicilio, 20 casos (27,8%) ingresaron, y 10 casos (13,9%) fueron seguidos ambulatoriamente.

El presente estudio demuestra que la detección de consumo de cannabis en un número nada despreciable de adolescentes valorados en un servicio de urgencias pediátricas, lugar en el que, debido a la corta edad de la mayoría de los pacientes atendidos, se está poco acostumbrado a tratar con esta problemática. Sin embargo, la solicitud de 533 determinaciones de tóxicos en orina durante los 2 años del estudio refleja un alto grado de preocupación y un elevado índice de sospecha de consumo de tóxicos en determinados pacientes por parte de los médicos de urgencias. En este hecho quizá haya influido que el hospital donde se realiza el estudio valora habitualmente a pacientes hasta 18 años de edad. Al analizar la edad de los pacientes, cabe destacar la existencia de casos en adolescentes de 13 años. Este hecho avalaría el dato de que el inicio del consumo de cannabis durante las últimas décadas es cada vez más precoz. El hallazgo de consumo accidental en un paciente de 19 meses, refleja la magnitud de las posibles consecuencias del uso de la sustancia, ampliando los límites de edad de los pacientes y diversificando las situaciones en las que puede verse implicada. Se detectó un número mayor de consumidores varones. Además, los datos obtenidos sugieren la asociación del consumo de cannabis con conflictos sociofamiliares, dado que casi una quinta parte de los pacientes de la muestra residía en centros para menores tutelados por la administración, y también con la existencia de antecedentes psiquiátricos, presentes en un tercio de los casos. De todo ello se desprende que se trata de poblaciones de riesgo en las que deberían intensificarse las actuaciones preventivas. La mayoría de los pacientes de la muestra acudieron a urgencias en ambulancia, posiblemente debido al estado de alteración de conciencia o de agitación que motivó la consulta en la mayoría de ocasiones, o bien por tratarse de consultas por traumatismos secundarios a accidentes. Casi la mitad de las consultas se realizaron entre viernes y domingo, probablemente debido a su mayor consumo ligado al tiempo de ocio, con finalidad recreativa. En la mitad de los casos la concentración de metabolitos del cannabis en orina fue mayor al límite superior de cuantificación del test, lo que podría indicar que el consumo en muchos casos no era esporádico. En casi una cuarta parte de los casos se observó que el consumo estaba asociado con otras sustancias entre las que destaca el alcohol, con concentraciones medias de etanol en sangre correspondientes a intoxicaciones etílicas moderadas. La cocaína aparece en un porcentaje menor de casos.

Los autores consideran que el uso conjunto de sustancias psicoactivas puede potenciar su toxicidad, lo que supone un factor de incremento del número de consultas a urgencias. El servicio de urgencias puede ser el primer lugar de toma de contacto entre el adolescente consumidor de drogas y el sistema sanitario. Además de tratar de forma aguda el problema médico­psiquiátrico que motiva la consulta, dado que el consumo puede asociarse tanto a problemas psicosociales previos como a complicaciones médicas, psicológicas, sociofamiliares y legales futuras, los autores manifiestan que conviene estar preparado para identificar estos casos y ofrecer la posibilidad de seguimiento y de acceso a profesionales e instituciones adecuadas. La participación en estrategias de prevención primaria desde los servicios de urgencias está limitada por sus características, por lo que se propone la creación de estrategias y protocolos de actuación específicos para estos pacientes; es deseable incorporar una forma más sistemática de realizar el seguimiento posterior de estos pacientes.

Velasco E, Trenchs V, Curcoy AI, Velasco J, Matalí JL, Luaces C. ¿Quién da positivo para cannabis en urgencias de pediatría? An Pediatr (Barc). 2010; 72: 385-390.

Valora este artículo
(2 votos)
Varón adolescente y conflicto sociofamiliar: ¡consumo de cannabis! - 5.0 out of 5 based on 2 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad