alfasigma-7dm


La combinación de metformina y un antihipertensivo resulta eficaz para combatir el cáncer

  • Cada vez hay más estudios que demuestran que la metformina, además de su efecto antidiabético, tiene propiedades anticancerígenas.
  • La asociación de metformina y syrosingopina lograría interrumpir los procesos que proporcionan energía a las células.
  • Tal asociación contribuiría a un «suicidio» programado de las células tumorales.

Un grupo de investigadores de la Universität Basel (Suiza) han demostrado que la combinación de metformina, el fármaco más utilizado en el tratamiento de la diabetes tipo 2, con propiedades antitumorales demostradas en trabajos publicados frente algunos tipo de cáncer, y syrosingopina, un derivado de la reserpina, antihipertensivo conocido desde hace más de 40 años y apenas utilizado por sus efectos secundarios, serviría para combatir de forma eficaz el avance de determinadas células tumorales, según los resultados recientemente publicados en la revista Science Advances.

Cada vez hay más trabajos que demuestran que la metformina, además de su efecto antidiabético, tiene propiedades anticancerígenas. Algunos estudios epidemiológicos han demostrado que con metformina se reduce significativamente la incidencia de cáncer en los pacientes diabéticos y que su prescripción como neoadyuvante también proporciona una mejor respuesta clínica. Se cree que la metformina ejerce su efecto anticancerígeno mediante un efecto directo sistémico y celular.

En dosis más altas de las utilizadas normalmente, la metformina inhibe el crecimiento de las células tumorales, pero también puede causar efectos secundarios no deseados, lo que llevó a los investigadores de este estudio a probar más de 1.000 fármacos distintos para observar si alguno de ellos lograba mejorar la acción antitumoral de la metformina. De este modo, comprobaron que añadir syrosingopina resultaba eficaz en una amplia gama de tumores. El efecto del antihipertensivo no estaba relacionado con el papel conocido de la syrosingopina como inhibidor de los transportadores de la monoamina vesicular. Según se demuestra en el estudio, este efecto antitumoral tiene que ver con la unión a la enzima glucolítica α-enolasa in vitro, aunque cuando la expresión de la isoforma γ-enolasa es mayoritaria, no se observa este efecto antitumoral.

El análisis molecular de las células tumorales mostró que la metformina disminuye no sólo los niveles de glucosa en sangre, sino que además bloquea la cadena respiratoria de las mitocondrias, mientras que la syrosingopina inhibe la degradación de los azúcares. De este modo, ambos fármacos lograrían interrumpir los procesos que proporcionan energía a las células. Debido a su mayor actividad metabólica y rápido crecimiento, las células tumorales tienen un consumo energético particularmente alto, lo que las hace extremadamente vulnerables cuando se reduce el suministro de energía.

En el trabajo presentado, el tratamiento combinado de metformina y syrosingopina consigue una asociación sinérgica que potencia esta eficacia conocida de la metformina contra el cáncer, y contribuye a un «suicidio» programado de células tumorales. Resulta muy interesante observar que la letalidad sintética provocada por la combinación de los 2 fármacos es sinérgica y específica sobre las células con transformación tumoral. De hecho, el efecto se limitaba exclusivamente a las células tumorales, ya que las células sanguíneas de donantes sanos no eran sensibles al tratamiento.

Los investigadores de este estudio presentan resultados esperanzadores en muestras de pacientes con leucemia. Según Benjamin, principal investigador, casi todas las células tumorales fueron eliminadas por este cóctel en dosis que, en realidad, no eran tóxicas para las células sanas y en tumores sólidos. En otro estudio realizado en ratones con cáncer de hígado muy agresivo, la ampliación del tumor se redujo después de la terapia, así como el número de nódulos tumorales. De hecho, en algunos roedores incluso desaparecieron por completo.

La syrosingopina sensibilizó a las células cancerosas a la metformina y a su derivado más potente, la fenformina, muy por debajo del umbral tóxico individual de cada compuesto. La asociación de los 2 fármacos consigue un efecto más potente y sinérgico sobre la proliferación de las células tumorales que ambos por separado. Por tanto, y según los autores, la combinación de ambos fármacos puede ser una estrategia terapéutica prometedora de aplicación clínica, y confían en que este hallazgo pueda tener implicaciones en el desarrollo de futuras estrategias para el tratamiento del cáncer.

Benjamin D, Colombi M, Hindupur S, Betz C, Lane H, El-Shemerly M, et al. Syrosingopine sensitizes cancer cells to killing by metformin. Sci Adv. 2016 [DOI: 10.1126/sciadv.1601756].

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad