alfasigma-7dm


¿Estamos preparados para la prevención cardiovascular con vitamina D en distintos escenarios clínicos?

  • La suplementación de vitamina D para la prevención ósea tiene una base científica consolidada.
  • Actualmente se investiga si también es útil para disminuir el riesgo vascular residual en diferentes escenarios clínicos.

El suplemento de vitamina D para la prevención de la osteopenia y la osteoporosis tiene una base científica consolidada. En los últimos años se ha postulado que la deficiencia de vitamina D se asocia al riesgo cardiovascular en distintos escenarios clínicos, entre ellos la hipertensión arterial, la diabetes y la hipercolesterolemia. Los autores del artículo objeto de este comentario estudiaron las diferentes implicaciones de la vitamina D en la vasodilatación mediada por el endotelio, la inhibición de la respuesta inflamatoria, la actividad anticoagulante, la homeostasis de la glucosa, la modulación del metabolismo del calcio, de los niveles de triglicéridos, del colesterol-LDL (de baja densidad) y del colesterol-HDL (de alta densidad), e indirectamente, en la reducción de la presión arterial y la hipertrofia miocárdica.

En relación con la vasodilatación mediada por el endotelio, los autores concluyen que los estudios preliminares realizados in vitro en animales y humanos ofrecen evidencias prometedoras sobre la suplementación con vitamina D, pero los resultados no son reproducibles en otros estudios. Para poder establecer claramente la relación entre la vitamina D y la respuesta antiinflamatoria (IL-6, IL-8, adhesión plaquetaria, ICAM-1, VCAM-1) se requieren más estudios que continúen investigando la traducción clínica de esta relación. En cuanto a la acción anticoagulante y profibrinolítica y en la homeostasis de la glucosa, se han investigado in vitro sus funciones, pero se necesita realizar más estudios en humanos para confirmar tal correlación. Finalmente, un metaanálisis reciente no ha demostrado que exista relación entre los niveles bajos de vitamina D y la presión arterial, los triglicéridos y el colesterol de alta y baja densidad.

Según los expertos, no está claro el método ideal para la medición de la vitamina D en la práctica clínica o en un entorno de investigación, como tampoco el límite de «deficiencia» o «insuficiencia» para su corrección. En el momento actual hay varios estudios en marcha (www.clinicaltrials.com) que ayudarán a dilucidar la acción de la suplementación con vitamina D en la prevención del riesgo vascular. Con la evidencia científica disponible en la actualidad, el suplemento de vitamina D no puede ser considerado útil para estimar o disminuir el riesgo residual cardiovascular en la práctica clínica habitual, tal como se recomienda actualmente en guías de práctica clínica como la de la diabetes, recientemente publicada. 

Carvalho LSF, Sposito AC. Vitamin D for the prevention of cardiovascular disease: Are we ready for that? Atherosclerosis. 2015; 241(2): 729-740.

Valora este artículo
(0 votos)

Grupo de Diabetes. SEMERGEN

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad