alfasigma-7dm


Medición de la presión arterial: ¿en la consulta, ambulatoria o automedición?

El diagnóstico y seguimiento de la hipertensión arterial se realiza fundamentalmente en atención primaria; en este sentido, diagnosticarla de forma adecuada y mantener un buen grado de control son dos objetivos esenciales para la salud de los pacientes. Alrededor del 90% de la población pasará por las consultas de atención primaria al menos una vez en el plazo de 5 años; de ahí que éste sea el marco ideal para realizar el cribado y seguimiento de la población.

Las últimas recomendaciones para el diagnóstico de la hipertensión se basan en la toma de la presión arterial (PA) clínica dos o más veces en ocasiones independientes en un determinado periodo de tiempo. Estudios recientes indican que en pacientes hipertensos con un elevado riesgo cardiovascular se observan discrepancias entre los valores de la PA clínica y las mediciones ambulatorias. En el estudio PAMELA, un 20-30% de los pacientes mal controlados en la consulta presentaban buenas cifras en la automedición domiciliaria de la PA (AMPA), por lo que se ha sugerido que las determinaciones en el domicilio y autónomas ofrecen una información más exacta. Por otra parte, la monitorización ambulatoria de la PA (MAPA) evita la reacción de alerta, aporta mayor número de determinaciones y nos acerca al patrón circadiano del paciente a lo largo de 24 horas. Y, sin embargo, la toma de decisiones clínicas sigue realizándose mayoritariamente en función de las cifras tensionales obtenidas en la consulta.

Jiménez et al. intentaron establecer la concordancia entre la medición de la PA en la consulta, la AMPA y la MAPA con el objetivo de conocer el grado de control de los pacientes según el método utilizado y evaluar la utilidad de los distintos sistemas de medición en la toma de decisiones en la práctica clínica. Para ello llevaron a cabo un estudio observacional, descriptivo y transversal, en el que seleccionaron pacientes hipertensos mediante un muestreo aleatorio simple. En relación con los valores de referencia de mal control de la PA, los autores establecieron determinaciones superiores o iguales a 140 mmHg de sistólica o 90 mmHg de diastólica si se realizaban en la consulta. En cuanto a las otras dos determinaciones, se consideró como umbral de buen control una presión inferior a 135/85 mmHg. En la consulta se determinó la presión en tres ocasiones con intervalos de 5 minutos. Mediante AMPA se registraron dos tomas por la mañana y dos por la tarde durante 7 días, y se consideró la media de los 6 últimos días. Como paradigma de buena medida se consideró la medición mediante MAPA.

Al valorar los resultados, la PA tomada en la consulta (media de las tres determinaciones) fue normal en el 20,2% de los pacientes; la media entre la segunda y la tercera toma lo fue en el 25,8%. La medición según la AMPA fue normal en el 28,1% de los pacientes, y según la MAPA en el 51,7%. En los pacientes con uno o más factores de riesgo, el control de la PA fue óptimo en el 51,9% mediante MAPA. El grado de control en los pacientes fue similar al de otros estudios poblacionales que miden el grado de control en España (estudio Cardiorisc). Más de la mitad de los pacientes hipertensos diabéticos del estudio, en tratamiento con estatinas o con algún factor de riesgo vascular añadido, presentaban cifras de buen control según la MAPA. Tras el análisis estadístico se observó que no existía correlación entre la toma de la PA en la consulta y la obtenida mediante AMPA, ni entre éstas y la obtenida por MAPA. Un mayor porcentaje de pacientes presentaban cifras tensionales adecuadas con MAPA que con las demás mediciones: uno de cada dos pacientes estaría bien controlado con esta técnica.

Los autores señalan que sería aconsejable realizar tres tomas de PA en la consulta y calcular la media de las dos últimas. Aun así, este método tiene una baja especificidad, y se cometerían errores al valorar el control de la PA hasta en el 75% de los pacientes. Así pues, concluyen que la determinación mediante MAPA aporta más información sobre el grado de control de la PA y es la que más se aproxima a la realidad, además de permitir observar su variación a lo largo del día.

 

Jiménez G, Rodríguez J, Cabal A, Hevia E. Decisiones clínicas en los pacientes hipertensos según la técnica de toma de la presión arterial. Semergen. 2010; 36: 196-201.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad