alfasigma-7dm


Peritonitis bacteriana en la cirrosis

La peritonitis bacteriana espontánea (PBE) es una complicación frecuente en los pacientes cirróticos con ascitis, que continúa presentando una morbimortalidad significativa aunque los avances de los últimos años hayan mejorado la supervivencia de estos pacientes. 

En contraposición a la PBE, la peritonitis secundaria (PS) es la infección bacteriana del líquido ascítico que se produce como consecuencia de una infección intraabdominal derivada de una perforación del tracto gastrointestinal o un absceso. En los pacientes cirróticos, la PS es mucho menos habitual que la PBE, pero conlleva una mortalidad mucho mayor, del 50 al 80%, por lo que es vital el diagnóstico precoz.

La mayoría de los artículos sobre la PS en los pacientes cirróticos fueron publicados hace más de 20 años; los grandes avances tecnológicos y médicos de las últimas décadas han tenido necesariamente que disminuir la morbimortalidad de esta patología, permitiendo una mayor selección de los pacientes idóneos para el tratamiento quirúrgico.

Los autores del presente trabajo realizaron un análisis retrospectivo en dos centros hospitalarios de Barcelona de todos los pacientes cirróticos a los que se les había diagnosticado una PS entre 2000 y 2007. En el estudio se incluyeron 24 pacientes con PS, que fueron comparados con otros 106 pacientes con PBE. Los pacientes con PS representaron el 4,5% de todos los pacientes cirróticos que sufrieron una peritonitis. Se sospechó una PS ante la presencia de dos de los tres parámetros siguientes en el líquido ascítico (criterios de Runyon): proteínas totales >10 g/L, glucosa <2,7 mmol/L y lactato deshidrogenasa (LDH) superior al límite de normalidad en suero. Los criterios de Runyon mostraron una sensibilidad del 67% y una especificidad del 90% para el diagnóstico de PS. En el 96% de los casos los pacientes presentaron criterios de Runyon y/o líquido ascítico polimicrobiano. La tomografía computarizada abdominal fue diagnóstica en el 85% de los casos, lo que se confirmó en el acto quirúrgico o en la autopsia.

La mortalidad durante el ingreso hospitalario fue significativamente muy superior en los pacientes con PS (16 de 24; 67%) que en los que sufrieron una PBE (28 de 106; 26%) (p <0,001). Se constató una tendencia hacia una menor mortalidad en los pacientes que fueron sometidos a intervención quirúrgica (7 de 13; 54%) que en los que sólo recibieron tratamiento médico (9 de 11; 82%) (p= 0,21). En aquellos pacientes que fueron sometidos a intervención quirúrgica, el tiempo entre la paracentesis diagnóstica y la cirugía fue inferior en los supervivientes que en los que fallecieron (3,2 ± 2,4 frente a 7,2 ± 6,1 días; p= 0,31).

En conclusión, la PS es una complicación infrecuente de la cirrosis, pero que conlleva una mortalidad elevada. Para mejorar el pronóstico de estos pacientes, y puesto que los criterios de Runyon tienen una baja sensibilidad, es fundamental realizar precozmente una tomografía computarizada abdominal y un tratamiento quirúrgico.

 

Soriano G, Castellote J, Álvarez C, et al. Secondary bacterial peritonitis in cirrhosis: a retrospective study of clinical and analytical characteristics, diagnosis and management. J Hepatol. 2010; 52: 39-44.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad