alfasigma-7dm


Baile, actividad física y bienestar en la vejez

El envejecimiento se asocia con una disminución fisiológica y progresiva de las habilidades mentales y físicas. Teniendo en cuenta los cambios demográficos evidenciados en la civilización occidental en la que existe desde hace un par de décadas una tendencia franca a invertir la pirámide demográfica debido a la cada vez más elevada frecuencia de personas de la tercera edad, siendo ello una característica de dichas sociedades industrializadas del bienestar, las autoridades sanitarias se esfuerzan en buscar de forma prioritaria medidas que permitan en lo posible favorecer una vida independiente y sana en o posible en dicho segmento poblacional de edad avanzada.

Recientemente se ha reconocido el papel fundamental del ejercicio en el mantenimiento de la aptitud física y mental de las personas de cualquier segmento de edad. Los beneficios del ejercicio físico moderado (o como mínimo la deambulación sistemática) pero con una razonable constancia son evidentes tanto para el aparato cardiovascular, como para el sistema osteoarticular y musculoesquelético y ello ha sido bien documentado y científicamente bien analizado.

El baile constituye una actividad física y lúdica que añade a la actividad física propiamente dicha la combinación de emociones, la interacción social, la estimulación sensorial, la coordinación motora y la música, creando asimismo un ambiente emocional y de contacto psicológico y humano, estimulante y rico para los individuos que la practican.

Para contribuir al conocimiento de la repercusión del baile de salón no profesional en el mantenimiento psico-afectivo y motor en los individuos de la tercera edad, los investigadores efectuaron un estudio retrospectivo de casos y controles en el que analizaron una muestra de 24 sujetos con varios años de actividad (media 16,5 años) de baile de salón no profesional, de edad avanzada (entre 65 y 84 años) y se emparejaron con un grupo control similar en educación, género y edad, pero sin actividad de baile o actividades deportivas de forma concomitante. Los autores compararon entre ambos grupos de estudio parámetros posturales y parámetros de equilibrio, y también tiempos de reacción, el comportamiento motor, táctil y el desarrollo cognoscitivo. En cada uno de los distintos ámbitos investigados, el grupo de sujetos con actividad de baile tuvo un rendimiento superior en comparación con el grupo control no bailarín a excepción del signo de Romberg, que fue similar en ambos grupos de estudio.

Los investigadores señalan a partir de sus hallazgos que mantener un horario regular de danza en la vejez puede preservar no solamente las habilidades motoras y perceptivas, sino también las cognitivas y ello puede ser un antídoto fácil contra la progresiva limitación funcional propia de la ancianidad. Se concluye que los efectos beneficiosos a largo plazo en el grupo bailarín implicaría que la práctica regular del baile, más allá de su capacidad para facilitar el equilibrio y la postura, permite en los sujetos ancianos una razonable preservación de la competencia para las actividades de la vida cotidiana. I ello de una forma sencilla, eficaz, barata y lúdica.

 

Kattenstroth J-C, Kolankowska I, Kalisch T, et al. Superior sensory, motor, and cognitive performance in elderly individuals with multi-year dancing activities. Front Ag Neurosci. 2010; 2:A1 (doi: 10.3389/fnagi.2010.00031)

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad