alfasigma-7dm
komunicrea-avances-julio


Luxación de la prótesis en pacientes tratados por displasia de cadera

- El tratamiento de la displasia de cadera mediante una prótesis conlleva un mayor riesgo de luxación.

- El control de la anteversión combinada y el uso de cabezas de diámetro grande permite disminuir el riesgo.

Si bien se intuye que el tratamiento quirúrgico de la displasia de cadera mediante prótesis total conlleva una tasa de complicaciones más elevada que un procedimiento estándar, la tasa de luxación no ha sido precisada y existen resultados controvertidos. Estas prótesis tienen un mayor riesgo de luxación debido principalmente al déficit de remanente óseo y a la mala formación del acetábulo.

En el estudio que se comenta los autores revisaron un total de 820 pacientes operados entre enero de 2000 y diciembre de 2009. La displasia de cadera fue diferenciada en base a la clasificación de Crowe y la tasa de luxación en el postoperatorio fue analizada por subgrupos. La tasa de luxación global fue del 2,93%. La luxación fue más frecuentemente anterior (69,9%): en estos casos el grado de anteversión del cotilo y la anteversión combinada fueron mayores que en los casos de luxación posterior de cadera. Analizando caso por caso, los autores observaron que todos los casos con una anteversión combinada superior a 42º se luxaron anteriormente y todos los casos con anteversión combinada inferior a 30º se luxaron posteriormente. No se observó una mayor tasa de luxación en los pacientes en los que se realizó una osteotomía subtrocantérea. El tamaño de la cabeza femoral fue el único factor que influyó significativamente en la presencia de luxación y hubo una diferencia entre las cabezas de 28 y 32 mm. La tasa de luxación fue del 5,71, 4,79 y 1,16% para cabezas femorales de 22, 28 y 32 mm, respectivamente. En cuanto a los tamaños de cabeza, son muchas las publicaciones que defienden que cuanto mayor sea el diámetro menor es la tasa de luxación, en especial a partir de cabezas de 32 mm. Sin embargo, el tamaño de la cabeza depende del tamaño del cotilo; dicho en otras palabras: para poder colocar una cabeza de 32 mm tiene que haber suficiente hueso como para que el diámetro del cotilo sea de 50 a 52 mm. En las caderas displásicas, esto es una limitación importante, ya que en ocasiones el déficit de remanente óseo obliga a implantar una cabeza de 22 o de 28 mm. En cuanto a la anteversión combinada, la información es valiosa, pero tiene una limitación: la medición de la versión femoral se realizó sobre una radiografía y esta estimación puede tener bastante sesgo dependiendo de la colocación de la pierna del paciente. Por ello considero que las conclusiones en cuanto a la versión recomendada son de interés pero no completamente concluyentes.

En resumen, se trata de un estudio relevante porque permite establecer cifras de referencia en cuanto a riesgo de luxación en pacientes con displasia de cadera y confirma una vez más que el adecuado posicionamiento de los componentes es clave para prevenir la luxación y que, en lo posible, se debe intentar utilizar diámetros grandes para prevenir la luxación en estas intervenciones tan complejas.

Wang L, Trousdale RT, Ai S, An KN, Dai K, Morrey BF. Dislocation after total hip arthroplasty among patients with developmental dysplasia of the hip. J Arthroplasty. 2011, oct 20. [Epub ahead of print].

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad