alfasigma-7dm
Premios-Esteve


Tabaquismo pasivo en la gestación y fibrilación auricular

  • En los líquidos orgánicos del fumador pasivo se aíslan sustancias del humo y sus metabolitos, lo que traduce la exposición a sus efectos nocivos para la salud.
  • La exposición pasiva al humo del tabaco se asocia un mayor riesgo de enfermedad coronaria, de un 30%, además de un aumento del riesgo de muerte por esta causa.
  • Es necesario evitar la exposición pasiva al humo del tabaco durante la gestación en aras de prevenir la aparición de fibrilación auricular al llegar a la edad adulta.

Se entiende por fumador pasivo la persona no fumadora expuesta al humo del tabaco ambiental procedente de la combustión pasiva del cigarrillo y de la expulsión del humo aspirado por el fumador. En los líquidos orgánicos del fumador pasivo se aíslan sustancias del humo y sus metabolitos, lo que traduce la exposición a sus efectos nocivos para la salud viniendo a sustentar la noción del riesgo asociado. Algunos estudios epidemiológicos publicados hace más de 20 años en revistas de prestigio, como British Medical Journal y Archives of Internal Medicine, muestran que el tabaquismo pasivo conlleva un incremento significativo del riesgo cardiovascular. Un metaanálisis de 19 estudios, publicado en la revista inglesa referida, demostró que la exposición pasiva al humo del tabaco se asocia a un mayor riesgo de enfermedad coronaria, de un 30%, además de un aumento del riesgo de muerte, principalmente en mayores de 60 años, del 5-6%.

Aunque no se ha esclarecido completamente, se supone que el mecanismo implicado en el riesgo del fumador pasivo es similar al del fumador activo, si bien el fumador pasivo está sometido principalmente al humo de la corriente secundaria, cuya concentración en algunas sustancias tóxicas, como el monóxido de carbono o el benzopireno, es mayor que en la corriente primaria, que contiene además partículas de menor tamaño, lo que permite que alcancen con mayor facilidad las vías aéreas periféricas.

Numerosas evidencias científicas demuestran que el tabaquismo incide directamente sobre la salud del bebé, ya antes del nacimiento. Tanto si la madre es fumadora como si es fumadora pasiva, las consecuencias del tabaco pueden llegar a ser especialmente dañinas para ella y el feto o recién nacido. Cuando una mujer gestante fuma, el feto debe ser considerado fumador pasivo, ya que los componentes del humo del tabaco atraviesan la barrera placentaria y pueden provocar diversas alteraciones, entre las que destacan una disminución del peso esperado para su edad gestacional (aproximadamente de 200 g), el síndrome de muerte súbita del lactante, un mayor riesgo de partos prematuros y abortos espontáneos, y alteraciones placentarias (desprendimiento prematuro de placenta y placenta previa) que aumentan las complicaciones del embarazo y el parto.

Los investigadores de la Universidad de California en San Francisco aseguran, en un reciente estudio publicado en la revista Heart Rhythm, que las personas que se exponen precozmente al tabaquismo de forma pasiva, tanto en la edad infantil como durante la gestación, tienen mayor riesgo de presentar fibrilación auricular al llegar a la edad adulta. Los autores de este ensayo utilizaron datos de casi 5.000 participantes en un estudio realizado online sobre la salud del corazón para analizar si la exposición al humo del tabaco, aun no siendo fumadores, podía asociarse a un mayor riesgo de esta dolencia cardiovascular. Pudo observarse que aproximadamente el 12% de los participantes presentaba fibrilación auricular con una media de edad de 62 años, frente a los 50 años de los no afectados. Los investigadores analizaron paralelamente los factores que podían haber contribuido a su aparición: edad >60 años, sexo, raza, hipertensión arterial, diabetes mellitus, coronariopatía previa, fallo cardiaco crónico, tabaquismo y consumo de alcohol. Finalmente, concluyeron que las personas expuestas al humo del tabaco durante el embarazo o en la infancia tenían un 40% más de probabilidades de presentar fibrilación auricular que los que no eran fumadores pasivos.

Los autores del estudio concluyen que es necesario evitar también la exposición pasiva al humo del tabaco durante la gestación en aras de prevenir la aparición de fibrilación auricular en la edad adulta.

Dixit S, Pletcher M, Vittinghoff E, Imburgia K, Maguire C, Whitman I, et al. Secondhand smoke and atrial fibrillation: data from the Health eHeart Study. Heart Rhythm. 2015 [DOI: 10.1016/j.hrthm.2015.08.004].

Valora este artículo
(1 Voto)
Tabaquismo pasivo en la gestación y fibrilación auricular - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad