alfasigma-7dm


Dejar de fumar tras un infarto de miocardio

  • Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo.
  • Los fumadores tienen una mortalidad coronaria un 70% superior a los no fumadores.
  • Los pacientes que dejan de fumar después de un infarto evolucionan mejor que los fumadores activos.

Hoy en día las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Según el Centro Nacional de Epidemiología de España, son responsables del 40% de todas las muertes ocurridas en nuestro país. Es bien sabido que el tabaco es uno de los factores de riesgo cardiovascular más potente (responsable del 30% de las muertes por enfermedad coronaria), que no sólo conduce al desarrollo de la enfermedad aterosclerosa, sino que además causa isquemia miocárdica al aumentar el consumo de oxígeno y favorecer el espasmo coronario. Los fumadores tienen una mortalidad coronaria un 70% superior a los no fumadores. Es sabido asimismo que el riesgo coronario de los fumadores que abandonan el tabaco se iguala con el de los no fumadores a los dos años del abandono. Estudios publicados hace ya algunos años demuestran que el abandono del consumo del tabaco en nuestro país supondría una reducción de la mortalidad por cardiopatía isquémica del orden del 31%.

Diferentes estudios hasta la fecha han demostrado claramente una mayor mortalidad e incidencia de infarto de miocardio y muerte súbita entre los pacientes diagnosticados de cardiopatía isquémica que continúan fumando. Por lo tanto, el objetivo a plantearse ha de ser el abandono definitivo del hábito, un consejo que debería extenderse incluso a los familiares más cercanos al paciente. Sin embargo, un porcentaje nada despreciable (cifrado en un 30-50%) de los pacientes que han sufrido un infarto vuelven a fumar en el año siguiente, por lo que las recomendaciones médicas con frecuencia deben ir acompañadas de programas de apoyo para dejar de fumar y de medidas farmacológicas como la administración de nicotina o de vareniclina.

Un estudio estadounidense publicado muy recientemente en la revista Circulation evidencia que los pacientes que abandonan su hábito tabáquico tras un infarto de miocardio presentan un nivel de recuperación significativo en lo que respecta a dolor torácico, salud mental y calidad de vida. Los investigadores, liderados por la Dra. Sharon Cresci, analizaron los datos de 4.003 pacientes que participaron en varios ensayos clínicos a gran escala que analizan los eventos coronarios y su recuperación posterior. En el momento de la crisis cardíaca, los pacientes fueron clasificados como individuos nunca fumadores, ex fumadores que abandonaron su hábito tabáquico antes de presentar su evento coronario o fumadores activos. Entre los fumadores activos, cerca de la mitad (el 46%) abandonó el hábito en el primer año después del angor. Pudo comprobarse que los pacientes que nunca habían fumado evolucionaron mejor; los que habían dejado de fumar antes de presentar la complicación coronaria se hallaban en un estado semejante al de quienes nunca habían fumado, y los pacientes que dejaron de fumar después presentaban un nivel intermedio de recuperación, aunque se encontraban notablemente mejor que los fumadores activos, los cuales padecieron más episodios de dolor torácicos posteriores al infarto así como respuestas más negativas en los cuestionarios que evaluaban su salud mental y calidad de vida. Las mejoras en la salud siguieron siendo significativas incluso cuando los científicos controlaron otros factores que inciden en la salud mental y la calidad de vida, como un estado depresivo preexistente, otros trastornos médicos asociados y factores socioeconómicos.

En la misma línea de trabajo, la autora principal del estudio, también profesora asistente de Genética, está realizando en la actualidad estudios analizando factores de naturaleza genética que podrían explicar que sea más fácil para ciertas personas dejar de fumar tras haber presentado una complicación coronaria.

Buchanan DM, Arnold SV, Gosch KL, Jones PG, Longmore LS, Spertus JA, Cresci S. Association of Smoking Status With Angina and Health-Related Quality of Life After Acute Myocardial Infarction. Circ Cardiovasc Qual Outcomes. 2015 Aug 25. pii: CIRCOUTCOMES.114.001545. [Epub ahead of print] PubMed PMID: 26307130.

Valora este artículo
(2 votos)
Dejar de fumar tras un infarto de miocardio - 5.0 out of 5 based on 2 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad