alfasigma-7dm
Premios-Esteve


Caminar reduce el riesgo cardiovascular tanto como correr

- Destinar la energía que emplearíamos corriendo a caminar a ritmo vigoroso logra reducciones similares en el riesgo de hipertensión arterial, hipercolesterolemia y diabetes mellitus.
- Los investigadores evaluaron a los participantes en la investigación por la distancia recorrida caminando y corriendo, no por el tiempo empleado para ello.

El ejercicio físico practicado de forma regular provoca una serie de adaptaciones fisiológicas en diferentes órganos, aparatos y sistemas. La mayor parte de estas adaptaciones están mediadas por el sistema neuroendocrino, produciendo cambios hemodinámicos, respiratorios, metabólicos, hormonales y neurológicos. Estos cambios y modificaciones alcanzan también a los llamados factores de riesgo cardiovascular y al área psicosocial, influyendo sobre los estilos de vida de los individuos y las poblaciones.

El primer estudio que estableció una relación beneficiosa entre actividad física y cardiopatía isquémica fue el de Morris et al., en 1953. Desde entonces, cientos de estudios científicos han intentado relacionar el nivel de actividad física, sea laboral o en el tiempo libre, con la incidencia y/o prevalencia de las enfermedades cardiovasculares, especialmente con el infarto agudo de miocardio y la muerte súbita. 

Según un estudio publicado en la prestigiosa revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology, de la Asociación Americana del Corazón, destinar la energía que emplearíamos corriendo a caminar a ritmo vigoroso permite alcanzar unas reducciones similares en el riesgo de hipertensión arterial, hipercolesterolemia y diabetes mellitus.

Los autores estudiaron a un total de 33.060 corredores y 15.045 caminantes y constataron que ambos grupos experimentaban reducciones equiparables en el riesgo de presión arterial elevada, colesterol alto, aparición de diabetes y desarrollo de enfermedad cardiaca coronaria. 

Concretamente, los investigadores, dirigidos por el Dr. Paul T. Williams, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, de la División de Ciencias de la Vida de Berkeley, California, hallaron que correr reducía el riesgo de hipertensión arterial un 4,2% y caminar lo hacía un 7,2%. Asimismo, si correr redujo el colesterol elevado un 4,3%, la diabetes mellitus un 12,1% y la enfermedad coronaria un 4,5%, caminar también lo redujo y en tasas algo superiores: un 7, 12,3 y 9,3%, respectivamente.

A diferencia de estudios anteriores, los autores de este trabajo evaluaron a los participantes en la investigación por la distancia recorrida caminando y corriendo, no por el tiempo empleado para ello.

Los resultados de este estudio demuestran que incluso actividades físicas no demasiado intensas como caminar también tienen beneficios sobre el riesgo cardiovascular. Es un motivo más para que aconsejemos en nuestras consultas médicas el cumplimiento de hábitos de vida saludable, como el ejercicio físico.

Williams PT, Thompson PD. Walking versus running for hypertension, cholesterol, and diabetes mellitus risk reduction. Arterioscler Thromb Vasc Biology. 2013. Doi: 10.1161/ATVBAHA.112.300878.
 

Valora este artículo
(2 votos)
Caminar reduce el riesgo cardiovascular tanto como correr - 4.0 out of 5 based on 2 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad