14 Marzo 2013

Un estudio realizado en 2011 por la AIFICC (Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña) conjuntamente con la CAMFiC (Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria) y la ACI (Asociación Catalana de Enfermería) a más de 800 profesionales sanitarios de la atención primaria del Institut Català de la Salut puso de manifiesto que el nivel de vacunación entre los profesionales de primaria es de alrededor del 54,3%, destacando las enfermeras de pediatría con un 65,3% de vacunación y las enfermeras de adultos, de las que se vacunan el 56, 1%.

Según Pepi Estany, enfermera de primaria y coordinadora del Grupo de Vacunas de la AIFICC «los datos de cobertura vacunal en la atención primaria son de los más altos entre los profesionales sanitarios, posiblemente porque en la AP es donde se administra un mayor volumen de vacunas y quizás estamos más concienciados, pero con todo, estas coberturas no llegan a proteger a nuestros usuarios con la inmunidad de grupo que sería deseable». Cabe recordar que el hecho de vacunarse, además de reducir el propio riesgo de contraer la gripe, hace de barrera de cara a la transmisión de la enfermedad a los pacientes.

Pepi Estany cree que la baja vacunación se debe a «una falta de concienciación y un cierto grado de desconfianza generado a raíz del surgimiento de la gripe A. También las creencias personales influyen en la libre elección de la vacunación». Evidentemente, estos motivos afectan no sólo al personal sanitario sino también a la población en general.

Por ello, como objetivo de futuro para mejorar los índices de vacunación, desde el Grupo de Vacunas de la AIFICC, comentan que «hay que buscar los motivos por los que los profesionales sanitarios no se vacunan tanto como deseamos, y utilizar nuevas estrategias de comunicación de conocimientos y concienciación para mejorar la cobertura». Como explica Pepi Estany, «ya se están llevando a cabo actividades como campañas donde informamos a los profesionales para que se vacunen, les hacemos recordatorios informáticos, también con pósters, y personales. Es necesario, sin embargo, reforzar estas campañas, y además creemos que sería adecuado también formar en vacunas en el pregrado (actualmente la formación es escasa o nula) y seguir formando en las especialidades y en cursos de posgrado». Todo ello para concluir que «sólo con el conocimiento, podremos superar las falsas creencias».

Sobre el papel de la enfermería de primaria en la vacunación, Pepi Estany recuerda que «de hecho nosotros ya estamos dispensando vacunas y en muchos casos, previo acuerdo con el médico, también dispensamos las vacunas que no están en el calendario oficial. Esta ejecución, sin embargo, la hacemos fuera del marco legal y ahora nos hace falta dar el paso adelante y pedir definitivamente la aprobación del Decreto que regule la prescripción farmacológica y que al mismo tiempo, esperamos, regule la administración de vacunas por parte de los enfermeros de primaria».

19 Octubre 2012

Este es el primer año de los residentes en la especialidad de enfermería familiar y comunitaria en España. Actualmente sólo enfemería de ginecología, de pediatría,del trabajo, de salud mental y de familia y comunitaria tienen reconocida la especialidad.

Para María Jesús Megido, presidenta de la Asociación de Enfermeria Familiar y Comunitaria de Catalunya (AIFICC), que cuenta con casi 1.000 asociados, «nuestra capacidad resolutiva en la atención primaria es altísima, distintos estudios hablan de una resolución satisfactoria en el 80% de las consultas urgentes de primaria atendidas por enfermería de primaria. Es el momento de dar un paso al frente y disponer de mayor autonomia de decisión, incluyendo la capacidad de prescripción de fármacos». Esta es una demanda de hace tiempo entre el colectivo de enfermeras.

De hecho, en el 2009 se aprobó la ley que les permite prescribir medicamentos, pero el Real Decreto todavía no se ha aprobado y, por tanto, todavía no pueden prescribir. Para Elvira García, gerente de la AIFICC «con esta competencia estamos seguros/as que mejoraremos la adecuación en la utilización de algunos productos sanitarios, disminuyendo claramente el coste santario».

Un colectivo castigado por la crisis

El colectivo de la enfermería está siendo, como otros colectivos profesionales, castigado duramente por la crisis económica actual. Datos del Servicio Público de Ocupación Estatal (SEPE) cifran el aumento del paro entre los profesionales de enfermería en un 85% desde mayo de 2011 hasta la actualidad. (se ha pasado de 8.850 personas en paro en mayo de 2011 a 16.376 profesionales de la enfermería en el paro en el mismo mes de 2012).

De la misma manera, el Sindicato SATSE sitúa la pérdida del poder adquisitivo de los profesionales de la enfermería en un 20%.

Todo ello supone que se cifre en un 41.6% el cansancio emocional que sufre el profesional santiario de la atención primaria en Cataluña, que también situa en un 27.9% su realización personal según un estudio realizado sobre 1.000 profesionales de este nivel asistencial.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad