28 Febrero 2012

Un estudio liderado por Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y publicado en la revista Journal of Clinical Oncology demuestra que usando en combinación dos fármacos ya utilizados en un paciente con anterioridad pero que han dejado de funcionar, éstos se potencian entre sí y, a la vez, se consigue vencer las resistencias de cada uno de ellos por separado, postulándose como un tercer tratamiento de rescate en tumores de mama clínicamente avanzados y con metástasis.

Aunque dicho así puede no parecer una novedad, puesto que el uso de terapias combinadas en cáncer está al orden del día, supone en realidad un cambio radical en el manejo de las armas terapéuticas existentes, una gran solución práctica y esperanza para muchos pacientes. «Precisamente la novedad no está en la combinación en sí misma, sino en la combinación de dos fármacos que ya habían sido administrados y habían fallado, por separado, con anterioridad», explica Javier Cortés, jefe del Programa de Cáncer de Mama del VHIO y principal autor de este trabajo. Esto no sólo aporta nuevas alternativas a pacientes con tumores avanzados -lo más importante- sino que además abre una dimensión paralela a la existente hasta ahora para nuevas opciones terapéuticas, puesto que plantea multitud de combinaciones entre terapias farmacológicas ya existentes que no sólo se potencian sino que contrarrestan las resistencias entre ellas. «El estudio concretamente se ha focalizado en el cáncer de mama HER2 positivo, aunque el concepto puede aplicarse al tratamiento de otros tumores», añade Cortés.

Se estima que aproximadamente un 15% de los tumores de mama son HER2 positivo y se consideran de este último grupo. Además, afectan normalmente a mujeres más jóvenes. A pesar de que este grupo se ha beneficiado enormemente de las terapias biológicas específicas y dirigidas contra este subtipo (anticuerpos monoclonales), muchos tumores siguen avanzando y hacen metástasis. «Cuando una paciente con este subtipo de cáncer de mama deja de responder a un primer fármaco y la enfermedad progresa, se le administra un segundo fármaco. Puede que la respuesta a estos dos tratamientos sea discreta o incluso no responda y el tumor siga avanzando. Si entonces tratamos de nuevo a las pacientes con los dos fármacos en combinación cuando ya habían dejado de funcionar de manera individual, lo que nos hemos encontrado ha sido que casi el 50% de los tumores sí respondían a esta combinación y lo hacían de manera muy positiva: mejorando claramente o manteniendo la enfermedad sin progresión durante un período de tiempo importante», concluye Cortés.

Para la lucha contra el cáncer se usa la combinación de terapias muy a menudo. Pero el concepto es diferente: no se trata de ver los resultados de combinar el fármaco A con el B, sino que cuando A falla, se administra B y, si éste también falla, podemos volver al punto de partida y empezar con la combinación de ambos fármacos (A + B). Esta estrategia puede suponer un factor multiplicador de opciones terapéuticas sin precedentes.

En el caso concreto de este estudio, se administró Trastuzumab (primer tratamiento de elección para el cáncer de mama Her2 positivo); cuando el tumor progresó se utilizó Pertuzumab (ahora pendiente de aprobación) y cuando siguió progresando se administraron los dos juntos. «Los resultados fueron muy positivos e informativos para nuevos estudios», afirma Cortés.

18 Marzo 2013

Según los últimos datos publicados por la Red de Vigilancia Epidemiológica de España, en 2011 se notificaron 5.152 casos de tuberculosis respiratoria, dato que sitúa esta enfermedad como la tercera enfermedad de declaración obligatoria en incidencia, precedida por la gripe y la varicela. Sin embargo, cabe destacar que dicha cifra podría ser notablemente superior teniendo en cuenta los casos no notificados existentes en España y podría alcanzar los 12.000.

Observando las cifras por comunidades autónomas, Cataluña encabeza el número de casos declarados, alcanzando los 929, seguida de Andalucía con 729 (comunidad que registra un aumento de 58 casos respecto al año anterior), Madrid con 659, Valencia con 517 y Galicia con 432. Sin embargo, en proporción al número de habitantes, Ceuta con 64 enfermos y un ratio de 93,86 casos por 100.000 habitantes y Aragón con 253 enfermos (19,70) se sitúan en primer y segundo lugar. Cataluña, a pesar de su elevado número de casos se sitúa en sexto lugar (12,58), precedida por Galicia (15,97), La Rioja (15,03) y las Baleares (14,02).

Según un informe emitido por el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) de la Unión Europea, con datos referentes a 2010, España registra 15,4 casos de tuberculosis por cada 100.000 habitantes. Con esta tasa, España se sitúa en noveno lugar tras Rumania (98,2), Lituania (58,2), Letonia (41,5), Bulgaria (35), Estonia (24,9), Portugal (25,1), Polonia (19,7) y Hungría (17,7). Según estas cifras, España registró 7.089 casos de tuberculosis en 2010. A pesar de la reducción de dichas tasas respecto a los datos referentes al año 2008, los casos registrados siguen siendo altos comparados con los países europeos con menor incidencia, como Grecia (4,3) o Alemania (5,3).

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad