alfasigma-7dm


Eliminación de la tuberculosis: ¿Un horizonte muy lejano?

La tuberculosis ha convivido con nosotros desde hace milenios. De hecho, es una de las enfermedades más viejas entre las que afectan al ser humano, con una antigüedad estimada de cerca de 20.000 años. Hace pocas décadas se pensó que habíamos ganado la batalla contra ella. Se pensó de otras enfermedades infecciosas debido a la disponibilidad de antibióticos y al desarrollo de vacunas. Pero fue un error.

 Seguramente se desconocía la facilidad que tienen algunos patógenos para volverse resistentes a los fármacos que se usan contra ellos. En el caso de la tuberculosis, cundió el optimismo cuando en los años setenta se comenzó a utilizar una pauta de tratamiento eficaz de seis meses de duración que combinaba varios medicamentos. Pero llegó el SIDA y la milenaria enfermedad reemergió con fuerza teniendo al VIH como aliado. Las últimas décadas han sido toda una lección sobre la necesidad de no bajar nunca la guardia.

La presente edición del Día Mundial lleva por lema «Orientemos la lucha hacia la eliminación de la tuberculosis». Hablar de eliminación en estos momentos es prematuro, pero pensar en esa posibilidad a largo plazo –la fecha establecida es el año 2050– implica pensar en todas las medidas que se requieren para vencerla definitivamente.

La ciencia tiene en sus manos un papel crucial que desempeñar. El problema es que la tuberculosis es una enfermedad que no aparece atraer los millones de dólares y de euros que otras patologías sí son capaces de reunir. Es probablemente la más mortal de esas enfermedades que tristemente se acompañan del calificativo de descuidadas –neglected–. «La tuberculosis no está de moda en la actualidad», manifestó el ministro de Sanidad de Lesoto cuando la OMS hizo público su último informe sobre la situación epidemiológica de la enfermedad.

La organización Stop TB presentó el año pasado su Plan Global, en el que se marca como objetivo la eliminación de la tuberculosis a mediados del siglo XXI. Sobre la investigación destaca tres necesidades básicas. En primer lugar, es preciso disponer de una prueba de detección rápida que pueda utilizarse en la misma consulta, en cualquier entorno de la atención sanitaria básica y que requiera escasos conocimientos técnicos. Recientemente han aparecido algunas pruebas que comenzarán a comercializarse este mismo año, por lo que las piedras del camino ya están dispuestas.

En segundo lugar, el mundo no puede permitirse seguir con un régimen de tratamiento que apenas ha variado en 40 años. Es necesario que las pautas sean más cortas. Además, Stop TB recuerda que hay en el horizonte nuevos fármacos para la tuberculosis multirresistentes que podrían estar disponibles en poco tiempo con una mayor inversión económica.

Además, la organización subraya que no se conseguirá eliminar la enfermedad sin una vacuna que sea segura y eficaz para prevenir la tuberculosis en las personas de todas las edades. El problema vuelve a ser la financiación, que en el ámbito del desarrollo de vacunas para esta enfermedad sigue siendo insuficiente.

El otro campo de actuación fundamental es la salud pública. Un tercio de los pacientes del mundo no son diagnosticados adecuadamente ni reciben una atención y un tratamiento apropiados. La OMS pone de manifiesto que la sociedad civil, las empresas y todos los agentes implicados en la provisión de asistencia sanitaria, sean públicos o privados, deben trabajar unidos para lograr el acceso universal a la atención antituberculosa en todos los rincones del planeta, un objetivo que requiere la modernización de los laboratorios, el acceso a medicamentos de calidad y medidas para movilizar los recursos necesarios. La eliminación de la tuberculosis es un sueño, pero no hay que olvidar que se trata de una enfermedad curable y que, haciendo bien las cosas, en unas cuantas décadas esa utópica eliminación podría ser una realidad.

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 14 Mayo 2013 15:13
Más en esta categoría: Esa píldora que os dan »

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad