alfasigma-7dm


El Instituto Roche lidera una iniciativa para promover un modelo sanitario basado en la medicina individualizada

Los avances en el conocimiento científico, y en particular de las bases genéticas y moleculares de las enfermedades complejas, junto con el perfeccionamiento, simplificación y abaratamiento de tecnologías clave (como los microarrays y la secuenciación ultrarrápida), han asentado a la Medicina Individualizada como una realidad en los países avanzados.

Todo ello, impulsado además por la realidad económica y los presumibles beneficios (en términos de coste-eficacia) de esta evolucionada manera de afrontar los problemas de salud de la población, ha motivado el interés de los gestores, directivos y profesionales de la salud por reflexionar sobre el presente y futuro de la Medicina Individualizada y, fundamentalmente, por promover propuestas firmes para crear un nuevo modelo organizativo de la atención sanitaria basado en la Medicina Individualizada. Fruto de este interés, y como culminación a una iniciativa del Instituto Roche, se ha generado un informe de "Propuestas para un modelo organizativo de Medicina Individualizada. Medicina en la era genómica", que incorpora tanto sugerencias en el ámbito estatal como en el autonómico.

El objetivo principal del proyecto es el desarrollo de un Modelo Organizativo de Medicina Individualizada, en el seno del Sistema Nacional de Salud (SNS) español que contemple la regulación, la planificación, el desarrollo, la gestión y la implantación de la atención basada en diagnóstico genético-molecular y su

aplicación terapéutica, y sea de utilidad para los distintos grupos de interés implicados.

Como destaca el director general del Instituto Roche, Jaime del Barrio, "el desarrollo de un modelo de MI en el SNS español resulta capital, tanto desde el punto de vista de mejora de la práctica clínica como de la utilización y optimización de los recursos". A su juicio, y según se explicita en este documento, "implicaría otra forma de trabajar con una asistencia más racional y de calidad, fundamentada en: la acreditación de los laboratorios que realizan los biomarcadores, la protocolización de las actuaciones, la reducción de la variabilidad, la difusión del conocimiento, la formación reglada de los profesionales, la potenciación de la investigación y el impulso a la autonomía basada en la información proporcionada al paciente".

Desde esta perspectiva, según el Dr. Del Barrio, "el establecimiento del modelo de atención en MI propuesto presenta indudables beneficios tanto para los diferentes niveles de atención como para los diversos actores implicados, al contribuir a la resolución de los principales problemas y carencias que presenta el SNS español en este campo, impulsando una atención sanitaria de vanguardia, acorde con la ya implantada en los países líderes en este campo".

Un déficit por subsanar

Tanto en el seno de la Unión Europea como en Estados Unidos y Canadá se han aprobado iniciativas para promocionar la instauración de este tipo de Medicina. Sin embargo, a pesar de esta realidad, el modelo teórico que sustenta la MI, potencialmente muy atractivo para autoridades sanitarias, planificadores y gestores sanitarios, está encontrándose con importantes limitaciones en el entorno sanitario español.

Tal y como se denuncia en este documento, "la MI ha sido objeto de una atención limitada por parte de las autoridades estatales, el Sistema Nacional de Salud adolece de un posicionamiento global frente a los retos que plantea y es interpretada de forma muy dispar por los responsables de las distintas Comunidades Autónomas"; en esta misma línea, se apunta que "el avance de la MI se está viendo entorpecido por los altos costes unitarios de su implantación a corto plazo, la necesidad de seguimiento a largo plazo y el difícil encuadre en este nuevo entorno de muchos de los modelos organizativos e, incluso, de algunas empresas que operan en el sector salud".

Otro de los obstáculos que limita su expansión en España es el lento y retrasado reconocimiento oficial de la especialidad de Genética Humana, a diferencia de lo que sucede en la mayor parte de los países europeos (con una larga trayectoria en este ámbito).

En este marco, el Instituto Roche ha objetivado la necesidad sentida por los diferente grupos de interés de disponer de un marco referencial de Modelo Organizativo funcional de MI. Autoridades, gestores, profesionales, sociedades científicas y asociaciones de pacientes se plantean el impulso a esta modalidad de atención de la salud con unos fines muy claros y definidos. Entre ellos, se pretende garantizar la equidad en el acceso de todos los ciudadanos a una MI fundamentada en el diagnóstico genético-molecular y su aplicación terapéutica, la calidad en la provisión de las técnicas diagnóstico-terapéuticas más idóneas para cada paciente, y la adquisición de los conocimientos pertinentes por parte de los profesionales y la incorporación a su práctica clínica de aquellas innovaciones científicas altamente coste-efectivas que permiten el desarrollo de la MI.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad