alfasigma-7dm


Enfermeros especialistas en el limbo de la incertidumbre

A menudo se oye decir que uno de los males endémicos de nuestro país es que se hacen las cosas a bote pronto, a medias, sin ninguna planificación. En ocasiones la toma de decisiones obedece a cuestiones políticas que se ponen en marcha antes de haber estudiado adecuadamente bien las consecuencias que tendrán en el futuro. Y eso puede dar lugar a rocambolescas situaciones.

Un ejemplo es el que viven en estos momentos las dos primeras promociones de profesionales de enfermería que han finalizado su residencia y disponen ya de su título de especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria (EFyC). Un título que, hoy por hoy y a la espera de que las cosas vayan cambiando, es poco más que papel mojado. ¿Por qué? Porque a excepción de una comunidad autónoma –la Valenciana-, donde se ha convocado una plaza –de momento la única plaza en todo el país- para ser ocupada por uno de estos especialistas, ninguna otra administración sanitaria reconoce el título de manera oficial a la hora de ofertar puestos de trabajo.

Es cierto que en otras zonas del país se ha llegado a algunos pactos de contratación para que los nuevos especialistas en EFyC tengan cierta prioridad, pero son solamente unos pasos incipientes y claramente insuficientes. Con razón, las asociaciones relacionadas con la enfermería de AP, los colegios profesionales y los sindicatos denuncian este estrambótico escenario donde cada año se forma en todo el país a unos 200 nuevos especialistas con un futuro profesional, a día de hoy, cuanto menos incierto.

Es necesario que las administraciones sanitarias se pongan las pilas para resolver este embrollo. Cuando en 2005 vio la luz el Real Decreto por el que se aprobaban las nuevas especialidades de enfermería también se estableció que existiría una vía extraordinaria para que accedieran al título de especialistas aquellas enfermeras con experiencia en sus respectivos ámbitos y que superasen una prueba de evaluación de competencias. Pues de momento, nada de nada. Tampoco se ha creado ni definido todavía la categoría profesional.

El presente número de 7DM aborda estos problemas, a través de las declaraciones de varios profesionales, desde del punto de vista de las asociaciones de enfermería, los residentes en formación y la medicina de familia. Denuncian lo que está ocurriendo y proponen soluciones para que desaparezcan los palos en las ruedas que están frenando absurdamente el desarrollo de unas especialidades de enfermería demandadas por la sociedad, puesto que problemas similares a los de la EFyC son compartidos por las especialidades de Enfermería Geriátrica, Enfermería Pediátrica y otras.

Lo evidente es que las cosas no se hacen bien cuando no existe una adecuada planificación y que las miras de los políticos en quienes hemos confiado la capacidad para tomar decisiones deben tener en cuenta el medio y el largo plazo, y no solamente la fecha de las próximas elecciones. 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad