Detección y tratamiento precoz, líneas prioritarias en la lucha contra el Alzheimer

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), la potenciación de la reserva cognitiva mediante ejercicios de entrenamiento cognitivo, el cuidado de la salud cerebral mediante el ejercicio físico, el cuidado de la alimentación y el adecuado control de los factores de riesgo vascular pueden ser los pilares de los programas de prevención primaria de demencia cuya eficacia debería probarse con los correspondiente planes de investigación. «Un estilo de vida dirigido a cuidar los factores de riesgo vascular, estimular la actividad mental y fomentar la interacción social, favorece la formación de nuevas neuronas y a nuevas conexiones. De esta forma, se contribuye a incrementar la reserva cerebral sobre la que se basa la capacidad del cerebro para defenderse de un proceso patológico como el Alzheimer y permite retrasar la aparición de la enfermedad. Por tanto, este tipo de intervenciones podrían en un futuro reducir el número de casos», señala. Pablo Martínez-Lage.

Del mismo modo, desde la SEN consideran que se ha de potenciar la investigación sobre la detección del proceso fisiopatológico del Alzheimer en personas asintomáticas y los factores que en ellas se asocian al desarrollo de los síntomas con el objeto de sentar las bases de una futura prevención específica de la enfermedad mediante estrategias terapéuticas dirigidas a modificar los mecanismos y el curso de la enfermedad.

El diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer en fase de demencia leve sigue siendo una herramienta fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes. La enfermedad de Alzheimer tiene tratamiento. Hay ciertos fármacos que han demostrado eficacia a la hora de mejorar los síntomas cognitivos, conductuales y funcionales e incluso estabilizar entre seis y dieciocho meses la evolución de los síntomas. «Para muchos pacientes y familiares resulta complicado distinguir los primeros síntomas del Alzheimer de los cambios propios de la edad. Aunque no se trata de preocuparse si, en un momento dado, no se recuerda un dato o se olvida lo que estaba haciendo o pensando, sí se debe acudir al médico cuando se detecten fallos reiterados en la memoria reciente. Acudir pronto al neurólogo es otra de las claves para poder tratar y, así, ralentizar esta demencia», Martínez-Lage.

«Desde la Sociedad Española de Neurología creemos que sería necesario instaurar en nuestro país un plan estratégico anti-Alzheimer, semejante al que existe en Francia, en Gran Bretaña o en Alemania. Sería fundamental para optimizar el diagnóstico y el tratamiento, mejorar el acceso y gestión de los recursos y promover la investigación», concluye.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad