Entre el 10 y el 20% de los niños y adolescentes españoles sufren trastornos mentales

Entre un 10 y un 20% de los niños y adolescentes españoles sufren algún tipo de trastorno mental según el Estudio «El trastorno mental grave en niños y adolescentes en la sanidad pública española», elaborado por un importante grupo de profesionales que desarrollan su labor en centros de salud mental españoles dependientes de hospitales universitarios. Este estudio será presentado y debatido en el 25 Congreso de Salud Mental AEN, que la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN) celebrará del 6 al 9 de junio en Adeje, Sur de Tenerife.

«Se tiende a pensar que los niños no padecen enfermedades mentales y que, de tenerlas, serán leves. Sin embargo, la prevalencia de los trastornos mentales en niños y adolescentes en España se encuentra entre el 10 y el 20%», dice Encarnación Mollejo Aparicio, jefe del servicio de Salud Mental del Distrito de Arganda del Rey.

Hay que destacar que la incidencia y prevalencia de estos trastornos ha aumentado en los últimos años debido a un mejor y mayor detección y diagnóstico, considerándose en la actualidad que los trastornos del espectro autista (TEA) afectan a 6 de cada 1.000 niños. Pero la proporción aumenta al hablar de trastorno mental grave (TMG) en la infancia y adolescencia, pues este concepto engloba e incluye otros diagnósticos además del TEA, como las psicosis de inicio en la infancia, esquizofrenia, trastornos afectivos graves, estado paranoide, trastorno límite de personalidad, trastorno de personalidad antisocial, etc.

Otra de las conclusiones del estudio es que el TMG en la infancia es más frecuente en el sexo masculino, y en el caso del autismo, por ejemplo, la proporción de niños con este trastorno es de 5-6 niños por cada niña. «El 50% de todos los trastornos mentales que duran toda la vida del sujeto empiezan sobre los 14 años. La esquizofrenia aparece antes de los 10 años en un 1%, y antes de los 14 años en un 4% de los casos», dice Encarnación Mollejo.

Faltan recursos

La atención a los trastornos mentales graves (TMG) en la infancia y adolescencia en el sistema sanitario español está insuficientemente desarrollada y dotada de recursos, a pesar de la enorme repercusión que estos trastornos tienen en la calidad de vida de los niños y adolescentes. «El inicio de estos trastornos a una edad muy temprana y su persistencia a lo largo de la vida comprometen el desarrollo personal y afectan gravemente a la vida familiar, la etapa escolar, social y laboral, produciendo una importante desadaptación y sufrimiento en los niños y sus familiares», dice Encarnación Mollejo. «En general –continúa Mollejo-, existe la sensación entre los profesionales que atendemos a la población infanto-juvenil, que los pacientes con TMG tardan mucho tiempo en llegar a los servicios de salud mental, retrasándose así el inicio de la intervención».

Por ello, un diagnóstico precoz y el tratamiento temprano intensivo, especializado, continuado, coordinado e integrado, son factores que inciden muy significativamente en una evolución más favorable y menos invalidante en muchos casos. El tratamiento de estos niños supone un coste económico importante, pues requiere de una atención multiprofesional especializada y continuada a lo largo de varios años, y a veces de toda su vida. Sin embargo, la falta de un tratamiento adecuado puede resultar más costoso al derivar en situaciones de mayor incapacidad y dependencia.

El estudio revela la situación asistencial y la práctica clínica en el Sistema Nacional de Salud de los niños y adolescentes con TMG atendidos en los centros de salud mental infanto-juvenil, destacando la gran variedad en la práctica clínica y los diferentes recursos según las comunidades autónomas. Así, en algunas comunidades se han implantado y desarrollado programas específicos de atención a niños y adolescentes con TMG, como en Cataluña, donde se realiza la detección precoz y se aplica un plan terapéutico individualizado, garantizando la continuidad de cuidados y la coordinación con otros dispositivos de salud mental.

La atención integral a los TMG requiere de una colaboración y coordinación estrecha entre salud mental y distintos servicios sanitarios, educativos y sociales. «Nuestro objetivo es analizar las necesidades de los niños y adolescentes con TMG a corto, medio y largo plazo; establecer un protocolo de tratamiento individualizado en salud mental, un programa de continuidad de cuidados, y actuaciones coordinadas con otros dispositivos como atención primaria y educación, así como revisar y analizar algunas experiencias de tratamiento en niños y adolescentes con TMG que ya están funcionando», afirma Encarnación Mollejo.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad