alfasigma-7dm


Sulodexida: nuevas evidencias que abren nuevas esperanzas en el tratamiento de la enfermedad venosa crónica

El mejor conocimiento de la fisiopatología de la enfermedad venosa crónica no sólo está permitiendo desentrañar mejor cómo se origina y desarrolla este trastorno, e identificar los biomarcadores de su evolución, sino que también está posibilitando un abordaje más preciso y eficaz, así como una mejor prevención de su progresión. En el marco del 23.º Congreso Nacional del Capítulo Español de Flebología y Linfología de la SEACV (Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular), celebrado del 23 al 25 de abril en Valencia, se ha efectuado una actualización de las novedades en el tratamiento de esta enfermedad, aludiéndose especialmente a las evidencias disponibles con sulodexida.

La enfermedad venosa crónica (EVC) es un trastorno debilitante que afecta a millones de personas en todo el mundo. Puede causar varices o, incluso, progresar y provocar cambios graves en la piel y úlceras venosas. De ahí la importancia de atajarla a tiempo y efectuar una eficaz prevención primaria y secundaria. En el transcurso de un simposio satélite, patrocinado por Bama-Geve, se describieron, analizaron y discutieron aspectos esenciales relacionados con la eficacia y la efectividad del glicosaminoglicano sulodexida en la EVC.

Para Josep Marinel·lo Roura, consultor emérito del Hospital de Mataró-Consorci Sanitari del Maresme, no cabe duda de que «estamos atravesando una nueva y prometedora etapa en el estudio y abordaje de la EVC». A su juicio, «la existencia de un fármaco como sulodexida, actualmente catalogado en el grupo de fármacos antitrombóticos, nos ha ayudado a comprender mejor la enfermedad venosa crónica y a abordarla más eficazmente».

Combatiendo la inflamación, mejorando la función endotelial
La base fundamental de la EVC es la inflamación dentro de la circulación venosa, que provoca un aumento de la presión hidrostática y, por tanto, un aumento de la presión venosa. En la EVC se produce un daño endotelial y un acusado proceso inflamatorio en el que desempeñan un papel esencial los leucocitos, los macrófagos y los monocitos, así como las quimiocinas inflamatorias, la expresión de citocinas, los factores de crecimiento, la actividad metaloproteinasa y muchas vías de regulación que perpetúan la inflamación.

Ahora se dispone de nuevas evidencias experimentales y clínicas que avalan el papel de sulodexida en el control de estos procesos inflamatorios involucrados en este trastorno, corroborándose también su acción beneficiosa en el endotelio vascular. Se trata de un glicosaminoglicano con propiedades profibrinolíticas, hemorreológicas y antitrombóticas, y se ha demostrado que induce una disminución de las principales citocinas inflamatorias y quimiocinas.

Como puso de relieve en este simposio el Prof. Ferdinando Mannello, del Departamento de Bioquímica Clínica y Biología Celular de la Universidad Carlo Bo en Urbino (Italia), sulodexida ha demostrado su capacidad para actuar como protector del endotelio, ya que restaura su integridad y funcionalidad, disminuye su inflamación y restituye su permeabilidad vascular y electronegatividad. Además, también posee una actividad antitrombótica y hemorreológica, mejorando así el flujo sanguíneo. En palabras del Prof. Manello, «sulodexida tiene un efecto significativo sobre los mediadores inflamatorios, y puede ser especialmente útil en el tratamiento temprano y avanzado de la ECV».

Sintetizando los principales efectos moduladores e inhibidores que despliega sulodexida, el experto italiano aseguró que «ejerce un efecto positivo sobre la activación de los monocitos, la oxidación lipídica y las especies reactivas de oxígeno y la hiperglicemia, así como sobre la despolimerización de glucosaminoglicanos, la agregación plaquetaria, la degradación proteolítica del glicocálix endotelial, la extravasación y la adhesión de macrófagos (bloqueando esta acción) y la restauración de la integridad y el grosor del glicocálix». En definitiva, «estamos ante un fármaco que ejerce un destacado efecto antiinflamatorio y protector endotelial»; de hecho, añadió este experto, «sabemos que interviene satisfactoriamente sobre la macro y la microcirculación, ayudando a detener el avance de la EVC».

Prevención de la progresión
Estos hallazgos resultan especialmente importantes si se tiene en cuenta, como apuntó en este foro el Prof. Giuseppe Maria Andreozzi, del Departamento de Angiología del Hospital Universitario de Padua (Italia), que «actualmente podríamos considerar que la función endotelial y la inflamación son biomarcadores de la EVC».

Recientemente se ha confirmado que sulodexida es capaz de actuar sobre distintos nódulos de la compleja red implicada en el desarrollo de la EVC, lo que explicaría y justificaría su amplio rango de efectos. Esto, en opinión del Prof. Andreozzi, tiene múltiples y positivas consecuencias clínicas, ya que «un amplio efecto indica efectos farmacológicos múltiples, sobre distintos, y no necesariamente relacionados, procesos o funciones biológicas».

Estos efectos pleitrópicos podrían conceder a este fármaco una extraordinaria capacidad para interferir en distintos aspectos clave de la ECV, como la progresión de la enfermedad (ralentizándola si se administra precozmente, al mejorar la función y la restauración del glicocálix endotelial).

Teniendo en cuenta todo ello, como comentó el Prof. Andreozzi, «en estos momentos recomendamos usar sulodexida en la EVC por su capacidad para restaurar la disfunción endotelial, así como para reducir la inflamación, la permeabilidad y el remodelado patológico»; pero, además, «por su capacidad para prevenir su progresión hacia estadios más avanzados y cicatrizar las úlceras venosas, para reducir el riesgo de recurrencia de la trombosis venosa profunda, y para contrarrestar los signos y síntomas de la EVC de cualquier grado».

Experiencia clínica
Desde el punto de vista clínico, se han realizado estudios como el registro San Valentino (efectuado en 378 pacientes) o estudios en marcha como el SURVET (realizado en 617 pacientes) con el objetivo de valorar la eficacia de Sulodexida en la prevención de la recurrencia de la Trombosis Venosa Profunda (con una significativa disminución de la tasa de recidivas).

En España se acumula una creciente experiencia clínica con sulodexida en el manejo de la EVC. A modo de ejemplo, durante este Congreso se presentó la casuística particular del Hospital de Mataró-Consorci Sanitari del Maresme, a partir de un estudio que han llevado a cabo para evaluar el impacto de los factores clínicos y sociosanitarios en el pronóstico de la cicatrización de la úlcera de la extremidad inferior.

En este estudio observacional y prospectivo, de 12 meses de seguimiento, se evaluó finalmente a 171 pacientes (198 úlceras), de los cuales recibieron sulodexida un total de 27 (todos ellos con una insuficiencia venosa crónica secundaria a un síndrome postrombótico). Los resultados obtenidos son concordantes con los ya documentados en la literatura médica para sulodexida.
Como principales hallazgos, Pedro Carreño, del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital de Mataró-Consorci Sanitari del Maresme, destacó que «sulodexida se asocia con mejoras significativas de los signos clínicos y los síntomas de las úlceras venosas». Por tanto, aseguró, «creemos que es una terapia recomendable, en combinación con los cuidados locales de las heridas y la terapia de compresión, en los pacientes con úlceras venosas persistentes».

A tenor de estos resultados, se ha optado por ampliar la investigación clínica con este fármaco, con el fin de evaluar específicamente su impacto sobre la mejoría de la calidad de vida de los pacientes con EVC. Así, se ha puesto en marcha el estudio SQUARES, que pretende analizar de forma prospectiva la evolución de la calidad de vida de los pacientes con síndrome postrombótico que reciben terapia compresiva y sulodexida. En total, participan en esta iniciativa 17 centros de toda España. 

Valora este artículo
(5 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 02 Junio 2015 15:17
Sulodexida: nuevas evidencias que abren nuevas esperanzas en el tratamiento de la enfermedad venosa crónica - 5.0 out of 5 based on 5 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad