alfasigma-7dm


Entrevista con Eduard Ferrer. Visitador médico jubilado

Hace 25 años... Trabajaba en los Laboratorios Beecham.
Lo mejor y lo peor de la AP: Lo mejor los médicos, que en general son los más cercanos. Lo peor, cuando yo trabajaba, que había un número muy grande de médicos y era imposible llegar a todos.
Un deseo (sanitario) por nuestro cumpleaños: Que no proliferen los recortes, y que se vuelva a una sanidad realmente social para todo el mundo.

 

–¿Cuántos años trabajó como visitador médico en Atención Primaria?
–32 largos años.

–¿Cómo era su trabajo en aquellos primeros centros de salud?
–Cuando yo entré en la visita médica, en el año 1969, hacía poco que el organismo de sanidad pública de aquel momento había prohibido la visita médica en los ambulatorios. Por lo tanto, los visitadores teníamos que abordar a los médicos en la acera cuando entraban al ambulatorio, lo cual creó situaciones de lo más ridículas y vergonzosas. De ahí fue que naciera la Asociación de Visitadores Médicos, para negociar con la Seguridad Social para que se nos permitiera otra vez entrar a hacer visita médica de una forma regulada y en unas condiciones dignas.

–¿Quién regula la visita médica?
–La regularización de la visita médica siempre se ha hecho a través de la Asociación de Visitadores Médicos. En toda España han sido las asociaciones provinciales las que han regulado la visita de acuerdo con la sanidad pública, y la industria ha tenido que aceptar lo que ha pactado la Asociación. Sí que es verdad que luego, con el tiempo, cuando fueron apareciendo las áreas básicas de salud, se creó la figura del coordinador y a alguno no le parecía bien la regularización que la Asociación hacía de las visitas médicas en su centro. Pero eran situaciones puntuales.

–¿Cómo cambió su trabajo la aparición de los centros de salud?
–En los ambulatorios de antes todos los médicos tenían turnos fijos de dos horas y era más fácil ver a los médicos. Luego fueron apareciendo los centros de salud con médicos que estaban 6 horas en el centro. Esto cambió mucho la visita porque al médico a las 8 de la mañana no intentabas abordarlo, porque no estaba para esas cosas, y a las 3 de la tarde, que era la hora en que ellos mismos te decían que era la más oportuna, estaban agotados, cansados y fastidiados y salían sin ganas de atendernos. Y esto degradó mucho la calidad de la visita médica a partir de este momento.

–¿Cómo ha evolucionado su relación personal con los médicos?
–De los primeros tiempos hay que hacer una distinción: si hablamos de la visita médica en grandes ciudades o la visita rural a los médicos que estaban en los pueblos más o menos grandes, donde no había un ambulatorio e ibas a ver al médico a su casa. En estos casos se establecía una relación personal muy bonita, muy agradable, llegando a veces a verdaderas amistades. Esto fue disminuyendo en la misma medida en que fueron apareciendo las áreas de atención primaria y ambulatorios; ahí se perdía mucho la relación personal.

–¿Qué perfil tienen ahora las nuevas generaciones de visitadores?
–En el año 69, cuando yo empecé en la visita médica, había de todo en cuanto a perfil de formación. Esto ha ido evolucionando y yo no creo que ahora haya ningún visitador, que se inicie en la visita ahora, que no sea licenciado. Y puedo decir como secretario de la Asociación de Visitadores Médicos que soy, y teniendo como obligación recibir y entrevistar a los nuevos socios, que no son solamente licenciados, también hay doctores.

–En visita médica, ¿se puede decir eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor?
–¿Económicamente hablando? En este sentido de todas todas. Honradamente, he de decir que en nuestros tiempos nos hemos ganado bien la vida. No para hacernos ricos, pero sí para mantener una familia bien, con un status decente. Y ahora la gente va justita. Claro está que tal como están las cosas, el que tiene un puesto de trabajo se da con un canto en los dientes, esto también hay que decirlo.

–Visto lo visto, si empezara su carrera ahora, ¿volvería a ser visitador médico de Atención Primaria?
–En las condiciones que hay ahora de trabajo, no. Yo procedo de la enseñanza y mientras estuve en la visita médica siempre dije que qué bien hice en dejar la enseñanza. Ahora diría: si encuentro un trabajo de profesor vuelvo a la enseñanza.

Valora este artículo
(2 votos)
Entrevista con Eduard Ferrer. Visitador médico jubilado - 3.0 out of 5 based on 2 votes

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad