alfasigma-7dm


Entrevista con Àngels Potrony. Enfermera de Atención Primaria

Trabaja en: Un CAP de Hospitet Centro (Barcelona).
Hace 25 años... Estudiaba la carrera de Enfermería.
Lo mejor y lo peor de la AP: Lo mejor es poder dar los cuidados a las personas de una forma holística y en su entorno. Lo peor, que los presupuestos cada vez son menores.
Un deseo (sanitario) por nuestro cumpleaños: Que las enfermeras de Atención Primaria vayamos siendo todas especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria.

 

–¿Qué recuerda de su primer trabajo como enfermera?
–Mi primer trabajo como enfermera fue en un área básica rural, y recuerdo a la gente, la amabilidad, el reconocimiento que nos tenían a los profesionales sanitarios. Y recuerdo muy especialmente cómo cuidaban las familias a sus personas mayores, que morían en sus casas, acompañados por ellas. Esto es para mí un recuerdo muy agradable.

–Su dedicación a la Atención Primaria ¿ha sido vocacional o circunstancial?

–Cuando estudié las materias de enfermería familiar y comunitaria y salud pública me di cuenta de que era lo que realmente me gustaba, y el practicum de Enfermería en un centro de salud me gustó tantísimo que después ya me encaminé a la Atención Primaria. A mí lo que me gusta es el trato con las personas, pero vistas desde un punto de vista holístico, tratando la parte biológica, psicológica, social, conociendo a sus familias, pudiendo salir a la comunidad, a las escuelas, a los centros de ancianos... Esto es lo que realmente me gusta.

–¿Cuál fue el punto de inflexión en el trabajo y atribuciones de la Enfermería de Atención Primaria?
–A lo largo del tiempo ha habido un gran cambio, la enfermera ha tenido un papel mucho más autónomo, tiene muchas más competencias asistenciales, en docencia y en investigación. Y últimamente estamos más presentes en puestos de gestión.
Un gran cambio fue el paso de ATS a enfermera, a diplomada en Enfermería. Aquí ya hubo un reconocimiento científico y de currículum por parte de las diferentes Sociedades. También diría que ha habido un gran cambio desde la reforma de Atención Primaria en el año 80.

–¿Qué supondrá la salida de las nuevas especialistas en Enfermería de Atención Primaria?
–Hasta ahora la enfermera, cuando acababa la carrera y trabajaba en Atención Primaria, hacía una serie de Másters o Posgrados, pero realmente era una formación muy heterogénea; en cambio, la especialidad define muy claramente las competencias. Creo que habrá una gran mejora en la eficiencia de la gestión clínica, y en la calidad asistencial veremos un gran cambio. Avanzaremos en nuevas competencias y el papel de la enfermera será mucho más autónomo, pero a la vez de cooperación con el resto de profesionales que están en Primaria.

–¿Se augura una buena convivencia entre las nuevas enfermeras especialistas y las más veteranas?
–Seguro, porque a parte de las enfermeras residentes, que por desgracia en estos momentos son pocas -este año han salido 20 en Cataluña y para el 2014 se ofertarán ya 34 plazas–, la idea es que también haya una vía extraordinaria. ¿Qué queremos decir con esto? Que todos los profesionales que estamos trabajando en Atención Primaria podremos optar por una vía extraordinaria a ser especialistas. El proceso extraordinario aún se está articulando; todavía se tardará un poco.

–¿La prescripción enfermera es tan importante como la pintan?
–No sólo es importante, sino también muy necesaria, porque si pudiéramos prescribir de una forma legal seríamos finalistas de muchos procesos de atención. De todas formas, también quiero decir que ahora estamos haciendo las recetas de forma ilegal.
Tenemos la preparación, la competencia para poder prescribir, especialmente en productos para curas, para incontinencia urinaria, analgésicos, antiinflamatorios... Estamos preparadas, pero el Real Decreto todavía no está aprobado.

–¿Cuáles son en su opinión los principales retos pendientes en la Enfermería de Atención Primaria?
–A parte de la especialidad y la prescripción, que las enfermeras cada vez podamos tener un papel más autónomo y que seamos muy abiertas al cambio, porque estamos en una sociedad muy cambiante y es importante que a lo largo de nuestra vida profesional activa nos vayamos formando continuamente.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad