alfasigma-7dm
Premios-Esteve


Entrevista con Jordi Sunyer. Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental

–Hay gente que cuestiona la realidad del cambio climático o concede poca importancia al calentamiento global. ¿Cuál es su mensaje para esas personas?

–Varias encuestas han encontrado que el 99% de los científicos opina que el cambio climático es un hecho real, frente a sólo el 40% de la población general. Para nosotros es indudable que existe un cambio climático y en estos momentos la mayoría de los científicos están convencidos de que tiene su origen en la actividad del hombre, sobre todo en el uso del carbón y todos sus derivados como fuente de energía.

–Según la OMS, el incremento de la temperatura en el planeta dará lugar a importantes incrementos de la mortalidad. ¿Pueden hacerse estimaciones al respecto?

–Lo más difícil es predecir qué pasará. Lo que es seguro es que aumentará la temperatura, muy probablemente en más de dos grados. Se considera que si la temperatura aumenta en más de dos grados se producirán problemas de salud en todas partes del mundo. Ninguna se beneficiará de ese aumento de la temperatura, algo que se ponía en duda hace pocos años. Por ejemplo, en zonas del norte de Rusia o Canadá se confiaba en que el incremento de la temperatura beneficiaría a la productividad agrícola. Pero en estos momentos sabemos que no será así. Lo más difícil de predecir es si el aumento de la temperatura realmente conllevará un aumento de la mortalidad de 100.000 o de 2 millones de personas en el planeta, puesto que no sabemos qué circunstancias acompañarán el aumento de calor. Lo que parece evidente es que la medicina tendrá que prepararse para enfrentarse a un patrón distinto de enfermedades.

–¿Qué puede hacerse para reducir el impacto del cambio climático sobre la salud?

–Las medidas fundamentales tienen que ver con la mitigación de lo que origina el cambio climático, que son las emisiones de CO2, y que pasa por acuerdos a gran nivel que, de momento, parecen inalcanzables. Por otro lado, existe toda una serie de medidas que el sector sanitario debería potenciar, medidas que no son baladíes y que tendrían el cobeneficio de mejorar la salud y al mismo tiempo reducir el cambio climático. Por ejemplo, hay una propuesta de reducir la cantidad de carne que se debería consumir. Si la media diaria en los países desarrollados es de unos 300 gramos, se propone que se disminuya a 75 gramos, que son suficientes para ingerir los nutrientes que necesitamos y que conllevarían una reducción de la emisión de gases invernadero como metano. Al mismo tiempo, se reduciría el riesgo de cáncer de colon y de enfermedades cardiovasculares. Es un ejemplo de intervención que tiene cobeneficios en dos sectores. Otra medida fundamental es el control de la contaminación atmosférica por transporte pesado, que en estos momentos es el sector que contribuye en mayor medida a la contaminación en general, tanto de gases invernadero como de gases menos permanentes. Aunque no llega a tener un impacto sobre la salud tan brutal como el del tabaco, la contaminación atmosférica también afecta a la salud y su control podría alargar la vida de las personas unos dos años. Ese control también tendría cobeneficios tanto para la salud como para el cambio climático.

–¿Qué papel tienen los profesionales de la salud en todos estos problemas?

–El sector sanitario, sobre todo los médicos, pueden actuar como un potente lobby. De hecho, en todo el proceso de desarme nuclear, la posición de los médicos en contra de la guerra nuclear ejerció un potente papel de control. Los médicos deberían establecerse como lobby para intentar que se controle el problema del cambio climático, por los efectos que tiene para la salud y por entender que existen cobeneficios importantes en salud que conllevan la reducción de los gases invernadero y de la emisión de contaminantes.

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad