alfasigma-7dm


El 42% de los niños está expuesto al humo del tabaco en casa

Uno de los colectivos prioritarios para SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) son los niños y jóvenes ya que por un lado reciben la influencia directa del entorno como fumadores pasivos y, por otro, se incorporan al hábito tabáquico en edades muy tempranas, alrededor de los 13 años. A modo de ejemplo, la revista Prevención del Tabaquismo de SEPAR publicaba en su último número un estudio sobre la exposición de niños al humo ambiental del tabaco (FAT) realizado en Braga (Portugal) con niños de alrededor de 9 años cuyos resultados no difieren de los obtenidos en otros países como Inglaterra, Estados Unidos o España. El estudio demuestra que un número significativo de niños sigue expuesto al humo en su hogar, pese a la evidencia de que el humo ambiental del tabaco es perjudicial para la salud en todas las fases de la vida, pero especialmente en la infancia.

La exposición pasiva al humo ambiental del tabaco de los niños está asociada a una serie de problemas para su salud como tos, ronquera, disnea, mayor riesgo de infecciones agudas (bronquitis y neumonía) e infecciones respiratorias de repetición, como inducción y exacerbación de asma. Pero, además, el consumo de tabaco en el domicilio es un factor de riesgo para que los hijos sean fumadores posteriormente. Los resultados de este estudio portugués revelan que un 15,5% de las madres y el 37% de los padres son fumadores diarios. Además, el 11% de las madres y el 26% de los padres fuman diaria o ocasionalmente en el domicilio. El 14% de los alumnos relata que por lo menos una de las personas con las que convive (padre, madre, hermano u otro) fuma diariamente en casa y el 28% que lo hace ocasionalmente. Por tanto, se estima que un 42% de los alumnos está expuesto diaria u ocasionalmente al humo ambiental del tabaco.

Estos datos coinciden con un estudio de 2006 realizado por la OMS y la CDC (Center for Disease Control and Prevention) que entrevistaba a adolescentes entre 13 y 15 años, pertenecientes a 132 países, y estima que un 44% de esta población está expuesto al humo ambiental del tabaco en el domicilio y el 56% en los espacios públicos. Cabe destacar el contraste entre la realidad de su entorno y la opinión de los niños sobre el tabaco y el acto de fumar que recoge el estudio portugués. Un 98% de ellos cree que los cigarrillos perjudican a la salud, un 95,5% considera que los fumadores molestan a las otras personas y un 99% no considera una bonita la actitud de fumar. Aunque sólo un 1,7% de los alumnos tiene pensado fumar en un futuro, eso demuestra que aún no se ha ganado la batalla al tabaco ya que la media de edad de los encuestados es de 9,14 años, una edad muy precoz para pensar en fumar. Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, los niños empiezan a fumar a los 13 años y a los 14 lo hacen de forma habitual.

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2013 06:21

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad