Descubren un nuevo mecanismo genético responsable de la hipertrofia cardíaca

Un trabajo de investigación en el que han colaborado investigadores de siete países ha permitido descubrir cómo se produce la hipertrofia cardíaca, una de las principales causas de mortalidad e incapacidad en el mundo. Este estudio, que ha sido coordinado por el grupo de Stuart Cook, del Medical Research Council de Londres, y por Daniel Sanchis, del IRBLLEIDA-Universidad de Lleida, y en el que han participado investigadores del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), la UAB y de la Plataforma de Investigación Aplicada en Animal de Laboratorio del Parc Científic Barcelona (PRAAL-PCB), ha identificado a EndoG como la proteína responsable del mantenimiento de la forma y función del corazón y, por tanto, su papel fundamental como reguladora de la hipertrofia cardiaca.

A pesar del gran interés terapéutico, hasta ahora se desconocían los mecanismos que controlan la hipertrofia cardiaca, es decir, qué induce y cómo se produce el engrosamiento del corazón, en particular cuando esto no responde al aumento de la presión arterial. Por tanto, si se pudiera controlar el engrosamiento anormal del corazón, se podría reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca, mejorando la salud del paciente. Este descubrimiento, publicado hoy en la revista Nature, abre las puertas a la propia EndoG como futura diana terapéutica y como elemento clave en el análisis y el pronóstico de algunas enfermedades del corazón.

El descubrimiento de este grupo de investigadores se ha centrado en los fenómenos de destrucción de las células cardiacas. Éstas, curiosamente, no tienen el mismo proceso biológico de destrucción que otras células del organismo, sino un proceso muy diferente. «Este hecho tiene lógica si tenemos en cuenta que el corazón intenta tener mecanismos que lo protejan de la muerte celular, por tanto, poco después de nacer hay un silenciamiento génico que frena los mecanismos de apoptosis. Es como si se cerrara el interruptor de la apoptosis; en cambio, sabíamos que EndoG, que se encuentra implicada en procesos de muerte, se mantiene abundante en el corazón adulto normal, lo que nos sugería un papel importante de esta proteína en el funcionamiento del corazón», explica Daniel Sanchis.

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en 23 Abr 2013, 06: 18

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más
información

 

 

Comunidad