alfasigma-7dm


Urgencias psicogeriátricas: un problema en aumento

Con el progresivo envejecimiento poblacional, cada día son más frecuentes las consultas generadas por la población mayor que presenta algún trastorno mental. Las urgencias psicogeriátricas más frecuentes son debidas a trastornos de conducta y del comportamiento en enfermos de Alzheimer u otras demencias, depresiones e intentos de suicidio graves y trastornos psicóticos con elevada problemática social. Estos datos fueron ofrecidos por Javier Olivera Pueyo, del programa de psicogeriatría del Hospital San Jorge de Huesca, en el transcurso de la XVIII Reunión de la Sociedad de Psicogeriatria, que se celebra hasta el 8 de octubre de Madrid

En algunos de los servicios sanitarios, las urgencias psicogeriátricas de los hospitales españoles han aumentado desde un 5 hasta un 12% en los últimos años. Y es que se estima que hasta un 25% de la población mayor de 65 años padece depresión, la prevalencia de la demencia en mayores de 65 años se encuentra entre un 5-10% y la psicosis y trastornos delirantes afectan a el 3-10% de la población anciana.

Según Olivera Pueyo, es importante recalcar que la atención psicogeriátrica urgente requiere de una atención específica y bien planificada, ya que las psicopatologías en esta franja de edad están infradiagnosticadas en nuestro sistema sanitario y solamente en el 50% de las ocasiones se detectan desde atención primaria, progresando a una problemática mayor debido a este infradiagnóstico.

Cuando se realiza un análisis de la demanda psicogeriátrica en los servicios de urgencia los motivos de consulta más frecuentes son: agitación, agresividad, alucinaciones e ideas delirantes, intoxicaciones agudas por alcohol y/o fármacos e intentos de suicidio.

Según Olivera, la atención urgente en psicogeriatría debería incluir protocolos de evaluación cognitiva y conductual breves y muy prácticos (especialmente en el tema de la agitación y síndrome confusional o delirium), y un rápido diagnóstico diferencial de los posibles cuadros somáticos y farmacológicos acompañantes.

Aunque la atención psicogeriátrica urgente suele derivarse al servicio de urgencias psiquiátricas hospitalarias, dónde se dispone de los métodos de exploración complementaria y la tecnología más especializada, no se debería dejar de lado uno de los rasgos esenciales de la asistencia en psiquiatría geriátrica: la atención domiciliaria. Por ello resultaría de gran utilidad, según este experto, disponer de un equipo multidisciplinar de urgencias psicogeriátricas domiciliarias que incluyera a médicos de familia y a los equipos de atención primaria, lo cual permitiría la atención del anciano en su domicilio y evitaría hospitalizaciones innecesarias.

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2013 06:21

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad