alfasigma-7dm


Los programas de rehabilitación cardiaca son efectivos en el 80% de los pacientes

  • 26 Septiembre 2011

El 80% de los pacientes que han sufrido una dolencia cardiaca que se someten a programas de rehabilitación cardiaca logran controlar los factores de riesgo cardiovasculares (FRCV) como la hipertensión, sobrepeso y colesterol. Además, los participantes adquieren hábitos de ejercicio físico regular, mejoran la capacidad funcional, y sobre todo, mejoran el estado de ánimo. Todo esto facilita la reincorporación socio-familiar y laboral de los pacientes, mejorando su calidad de vida. Adela Mª Gómez González, médico especialista en medicina física y rehabilitación y coordinadora del grupo de trabajo de recomendaciones de la Sociedad de Rehabilitación Cardiorespiratoria (SORECAR) aportó estos datos con motivo de la celebración el pasado domingo, día 25 de septiembre, del Día Mundial del Corazón.

Tras sufrir un infarto de miocardio, comienza un periodo de incertidumbre en el que la persona desconoce cómo afrontar su nueva situación. Por ejemplo, el paciente no sabe qué niveles de ejercicio puede realizar o qué alimentación seguir. La rehabilitación cardiaca consiste en un programa terapéutico, multidisciplinar, donde intervienen diferentes profesionales sanitarios como cardiólogos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, enfermeras, nutricionistas, psicólogos, médicos de familia, endocrinólogos, urólogos, e internistas. Todos ellos, de forma coordinada, abordan todos los aspectos para que tras la cardiopatía que presentan la persona se incorpore a su vida sociofamiliar y laboral de la manera más óptima. El objetivo es corregir todos los factores que influyen en dicha cardiopatía para evitar su progresión.

Para ello se abordan tres aspectos esenciales como el entrenamiento físico, educación sanitaria y la psicoterapia. A través del ejercicio físico, siempre adaptado e individualizado a cada persona, se consigue el fortalecimiento del músculo cardiaco que a su vez repercute en unos efectos beneficiosos.

Por otro lado, está la educación sanitaria con la que a través de charlas grupales o intervenciones individuales se da información y recomendaciones sobre hábitos de vida cardiosaludables que incluye una dieta adecuada, ejercicio físico y el control de todos los FRCV junto con el cumplimiento adecuado de la medicación y el control de problemas asociados como la disfunción eréctil.

Tras un infarto de miocardio aproximadamente el 30-50% de las personas padecen depresión y/o ansiedad, siendo la depresión un factor de mal pronóstico. Esto repercute tanto a nivel socio-familiar como laboral, dificultando la reincorporación laboral. En este programa se ayuda con técnicas de autocontrol y relajación (psicoterapia).

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2013 06:21

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad