publicidad


Contaminación y tabaco, riesgo para la salud infantil

  • 20 Septiembre 2011

Ante el inicio del curso escolar la SEPAR (Sociedad Española de Neumología) ha querido incidir en la importancia de proteger a los más jóvenes de las enfermedades respiratorias que tienen su origen en la contaminación medio ambiental, en concreto en la contaminación del aire debida a gases y partículas emitidas por el transporte y las industrias, pero sobre todo de los efectos nocivos del tabaco.

Los profesionales de las enfermedades respiratorias creen oportuno hacer este recordatorio porque «los pulmones son un órgano de desarrollo especialmente lento, siguen madurando durante la etapa infantil y la adolescencia y por eso es uno de los órganos más afectados por la exposición a la contaminación». Como explica Juan Ruiz Manzano, presidente de SEPAR, «los pulmones no están desarrollados al nacer, ni siquiera en un niño de 8 años, sino que se desarrollan hasta alrededor de los 18 años». Es por este desarrollo a lo largo de la infancia y la adolescencia que la salud de este órgano puede verse especialmente alterada por los factores contaminantes del aire, con efectos que pueden desembocar en enfermedades respiratorias crónicas en la edad adulta. Los efectos de la exposición van desde las malformaciones en el periodo prenatal hasta el asma infantil o la obstrucción pulmonar crónica en la edad adulta.

Por otro lado, los neumólogos también muestran su preocupación por la edad de inicio al consumo de tabaco, que en nuestro país se sitúa en los 13 años. Tal y como puntualiza Eusebi Chiner, secretario general de SEPAR «a los 13 años se prueba el tabaco, a los 14 se fuma a diario y entre los 18 y los 29 es cuando se condensa la mayor franja de fumadores, un 33,7%.» Y recuerda que «la posibilidad de padecer una enfermedad de corazón es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados al día y al número de años en los que se mantiene este hábito nocivo.» Por ello, los jóvenes que comienzan pronto en este hábito, multiplican las posibilidades de desarrollar algún tipo de enfermedad respiratoria, tumor o complicación cardiovascular como adultos.

El otro factor causante de enfermedades respiratorias en la infancia o con secuelas en la edad adulta es la contaminación atmosférica. «Se calcula que un 35% de la población española respira aire contaminado, pero son los dos extremos de la vida, los recién nacidos y las personas más mayores, los más vulnerables al efecto de la contaminación en las ciudades» explica Chiner. Para ser conscientes de los riesgos que implica la contaminación, SEPAR recuerda cómo los niños que residen a menos de 300 metros de una autopista tienen un menor desarrollo pulmonar que los que residen a 1.500 metros, a causa de la toxicidad de los motores diesel.

Asimismo, los niños y los asmáticos son los más afectados por la exposición a concentraciones de NO2 que se relacionan con enfermedades respiratorias crónicas, el envejecimiento prematuro del pulmón y con la disminución de su capacidad funcional. «Tan importante como el entorno familiar, la escuela es un espacio favorable para concienciar a los niños y niñas de la importancia de conservar la calidad del aire y de explicarles que el tabaco es un contaminante más y el más perjudicial para la salud» afirma Ruiz Manzano. SEPAR considera que es importante ofrecer a los escolares la oportunidad de conocer la necesidad de respetar, cuidar y mejorar el aire que nos rodea y al mismo tiempo, mostrarle cómo su salud se ve seriamente afectada por la calidad del aire que respiramos. En este sentido, pone a disposición de todos los docentes y de los padres tres unidades didácticas dedicadas a la calidad del aire y la salud respiratoria que pueden encontrarse en la web: www.elaireesnuestro.com

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Martes, 23 Abril 2013 06:21

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad