Imprimir esta página

Solo 4 de cada 10 pacientes anticoagulados ha participado en la elección de su tratamiento

  • 28 Junio 2019

La revista científica Revista Medicina Clínica Práctica ha publicado recientemente los resultados de la encuesta PREFERENCE, que desvela que, a pesar de que el 73% de los pacientes anticoagulados consultados estaban dispuestos a participar en la toma de decisiones sobre el tratamiento, solo el 41% reconoció haber consensuado la decisión con su médico. Este es uno de los principales hallazgos de la encuesta nacional realizada por Boehringer Ingelheim España, en colaboración con Cardioalianza, la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Anticoagulados (FEASAN) y la Federación Española de Ictus (FEI), para conocer la percepción de los pacientes en España en relación al manejo y gestión de la fibrilación auricular no valvular.

La encuesta PREFERENCE surge para comprender la situación actual que viven los pacientes anticoagulados en España, desde conocer la información que reciben por parte del facultativo, su percepción en relación al tratamiento que reciben, así como determinar aquellas barreras administrativas que, según los pacientes se encuentran a diario en el manejo de su enfermedad. Todo ello, con el fin de trabajar para mejorar su calidad de vida.

¿Están bien informados los pacientes?
La encuesta desvela importantes diferencias. Mientras que un 76% de los pacientes afirmó estar bien informado sobre los riesgos del incumplimiento de su tratamiento, solo un 35% consideró estar informado sobre las opciones terapéuticas en caso de urgencia, como los agentes de reversión. En el 46% de los casos, el cardiólogo ha sido la principal fuente de información para el paciente sobre su enfermedad y su tratamiento anticoagulante, seguido del médico de atención primaria (24,3%). Desde Cardioalianza, su presidenta Maite San Santurnino recuerda que “es importante la implicación de todos los agentes implicados en el tratamiento del paciente, para contribuir a que éste se empodere y adopte un rol más activo, corresponsabilizándose sobre su salud y mejorando la prevención y control de los efectos de la enfermedad.”

Satisfacción de los pacientes anticoagulados
Los pacientes tratados con un anticoagulante oral de acción directa (ACOD) expresaron una mayor satisfacción con su medicación que aquellos tratados con anticoagulante antagonista de vitamina K (AVK). En el caso de los pacientes anticoagulados con ACOD, su nivel de satisfacción era de 8,5 sobre 10; mientras que en el caso de los AVK la nota otorgada por los pacientes bajaba hasta los 6 puntos sobre 10. Esta diferencia en el grado de satisfacción se debe principalmente a que los pacientes en tratamiento con ACOD percibían menor interferencia en su vida diaria. A colación de estos resultados, Luciano Arochena, portavoz y expresidente de la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Anticoagulados (FEASAN), reclama “facilitar el acceso de los pacientes a los anticoagulantes orales de acción directa, garantizando la equidad en el acceso en todo el país, así como el diseño e implementación de planes específicos de información y educación sanitaria para pacientes anticoagulados.”

Aspectos que valoran los pacientes
Continuar con su día a día sin grandes cambios es uno de los factores más relevantes para los pacientes anticoagulados. Entre los aspectos que más valoran los pacientes sobre su tratamiento destacan el mejor perfil de interacciones farmacológicas y que no requiera de analíticas frecuentes; además de disponer de un agente de reversión en casos de urgencia. Éstas son las principales diferencias entre los anticoagulantes AVK y los ACOD. Ello demuestra el impacto positivo que la nueva generación de anticoagulantes ha tenido en la calidad de vida de los pacientes con tratamiento anticoagulante desde que llegaron a España hace ya diez años. Desde la Federación Española de Ictus (FEI) Carme Aleix, su presidenta, afirma “el tratamiento anticoagulante ayuda a evitar un gran número de ictus, por lo que es vital conseguir que los pacientes cumplan con las tomas que les prescribe su médico, ya que ello les ayuda a llevar una vida con tranquilidad.”

Por su parte Almudena Castro, miembro del comité científico de la encuesta y coordinadora de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Hospital La Paz (Madrid), destaca que “el hecho de que los pacientes estén informados sobre su enfermedad y su tratamiento ayuda a que sean más conscientes y tomen un papel más activo en el cuidado de su salud. De esta manera se mejora su adherencia al tratamiento, pero también su estado emocional.”

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)