Imprimir esta página

Claves para afrontar el desafío de la cronicidad en Atención Primaria

  • 02 Abril 2019

Profesionales médicos de Atención Primaria han participado este fin de semana en la primera edición de UP2DAY, un programa centrado en el manejo del paciente crónico organizado por Mayo con el patrocinio de Novartis, que ha proporcionado una formación a medida sobre aspectos como la continuidad asistencial, la atención centrada en el paciente y algunas de las patologías crónicas más prevalentes, como la diabetes mellitus 2 (DM2), la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la insuficiencia cardíaca (IC), entre otras. Con sede principal en Madrid estas jornadas de carácter presencial se han desarrollado en nueve localizaciones simultáneas, reuniendo a más de 1.200 médicos de Atención Primaria.

De entre las conclusiones obtenidas, cabe destacar la importancia de reconfigurar el modelo de prestación hacia uno más proactivo y preventivo, desarrollando organizaciones integradas localmente. Asimismo, es clave que el médico de AP empodere a los pacientes crónicos para afrontar con eficacia el manejo de este tipo de enfermos, según han concluido los expertos.

Tal y como puso de manifiesto Rafael Bengoa, co-director The Institut for Health and Strategy (SI-Health), “actualmente no estamos preparados para afrontar el manejo de estos pacientes crónicos, aunque el Servicio Nacional de Salud tiene los mimbres para estarlo antes que muchos otros países europeos. El 85% del gasto sanitario está hoy vinculado a la cronicidad. Hasta que no la gestionemos bien, las tensiones en el SNS seguirán aumentando”.

Siguiendo con esta idea, Francesc Xavier Cos Claramunt, miembro del comité científico de UP2DAY, médico de familia del centro de salud Sant Martí de Provençals de Barcelona y presidente del Grupo Europeo de Atención Primaria y Diabetes, afirmó que actualmente la AP está inmersa en un proceso crítico de transformación, ante el hecho de que tiene que hacer frente cada vez más a un paciente más envejecido, con más enfermedades crónicas y mayor complejidad. Al mismo tiempo, se dispone de más información del propio paciente y de cómo tratarle de manera correcta.

“Esto implica que los profesionales de AP debamos organizarnos de manera distinta, para que los diferentes profesionales no dupliquemos aspectos y todos tengamos claro cuáles son nuestras responsabilidades”, determinó.

La importancia de corresponsabilizar al paciente crónico
Este proceso de cambio organizativo debe permitir, según el mismo doctor, “atender a los pacientes que vienen a nuestras consultas de acuerdo con su complejidad y no por demanda”. Para ello, es fundamental integrar al paciente en esta reestructuración, “para que sea más autónomo en la gestión de sus problemas agudos y crónicos, mientras adquiere consciencia de la importancia de recibir atención únicamente cuando sea realmente necesaria”.

Avanzar en este sentido implica corresponsabilizar al paciente crónico de su propia enfermedad y “la mejor manera de lograrlo es generando una relación óptima entre el médico y el enfermo”, apuntó Juan Antonio Trigueros, miembro del comité científico de UP2DAY y médico de familia experto en EPOC.

Para ello, explicó, hay que informarle detalladamente de las características de la enfermedad, incluyendo su etiología: “En el caso de la EPOC, por ejemplo, hay que poner un peso importante en hablar del tabaco, ya que es el responsable de la enfermedad en 9 de cada 10 casos. Además, en torno al 25% de pacientes diagnosticados sigue fumando. Hay que hacer entender al paciente que interrumpir el consumo de tabaco, aunque la EPOC ya esté diagnosticada, va a producir mejoras, tanto en los síntomas y la calidad de vida, como en el pronóstico de la enfermedad”.

En lo que respecta a la IC, se trata de una situación inestable que requiere revisiones, ajustes terapéuticos y controles frecuentes, por lo que, para mejorar su manejo desde Atención Primaria, Sara Artola Menéndez, miembro del comité científico de UP2DAY y médico de familia del Centro de Salud José Marvá, propone “fomentar el autocuidado como la automonitorización de la tensión arterial, frecuencia cardíaca, control de peso y vigilancia de los edemas en extremidades”.

La corresponsabilidad es igualmente importante en el caso de pacientes con DM2. Xavier Cos afirmó al respecto: “Debemos acompañar a la persona en este trastorno crónico y ser copartícipes de cómo tiene que gestionarlo, ayudándole a que comprenda cómo actúa y facilitándole los conocimientos necesarios para su día a día, tanto de nutrición, como de control y medicación”.

Aplicación del modelo de Wagner en AP
Profundizando en la importancia que el médico de AP pueda manejar eficazmente al paciente crónico, Bengoa recomendó aplicar el Modelo de Cuidado Crónico (CCM) de Wagner, que se originó desde el ámbito clínico, ante la constancia de que no podrían atender bien a los crónicos en un modelo de agudos.

“Cuando se aplica este modelo a cualquier enfermedad crónica la evidencia indica mejores resultados”, y defiende el experto que los médicos de AP podrían avanzar usando ciertos componentes del modelo CCM, aunque para ello, desde la Administración se debería defender “un modelo colaborativo entre la AP y los hospitales”, concluyó.

Valora este artículo
(2 votos)
  • Modificado por última vez en 02 Abr 2019, 09: 52
Claves para afrontar el desafío de la cronicidad en Atención Primaria - 5.0 out of 5 based on 2 votes

Artículos relacionados (por etiqueta)