alfasigma-7dm


Combatiendo el uso inadecuado de psicofármacos en el Alzheimer

  • 29 Septiembre 2016

La Fundación Maria Wolff ha presentado ante 200 especialistas, la mayoría médicos, una novedosa metodología que unifica ciencia médica, legalidad y administración de fármacos. Este método, que ofrece a los médicos una guía para optimizar el tratamiento farmacológico y multidisciplinar de residentes, ha sido denominado Criterios CHROME (CHemical Restraints avOidance MEthodology).

La importancia de este hecho es que por primera vez se aúnan en un solo compendio las disciplinas de geriatría, neurología, psiquiatría, farmacia, derecho, psicología y gerencia. Los criterios CHROME han sido elaborados por un panel de profesionales de reconocido prestigio en estas áreas para prevenir el uso inadecuado de sujeciones químicas y proteger a los residentes con Alzheimer.

La incorrecta prescripción de psicofármacos en personas con Alzheimer y otras demencias que viven en residencias es una práctica extendida en muchos países. En Alemania, algunos estudios irrumpieron en la opinión pública en forma de escándalo: ahí se usan neurolépticos para ahorrar personal sedando a los residentes a costa de gravísimos efectos secundarios potenciales para estas personas. En Estados Unidos son notorias las multas de miles de millones de dólares impuestas a algunas farmacéuticas que, para aumentar sus ventas, publicitaban entre médicos ampliar el uso fuera del ámbito terapéutico.

Entre los efectos adversos de una mala prescripción de psicofármacos se encuentran las caídas, las fracturas óseas, los movimientos anómalos, la pérdida funcional y cognitiva, así como alteraciones de la consciencia y alteraciones del ritmo cardíaco. Todos estos factores conducen a significativas pérdidas de calidad de vida y una mayor mortalidad.

Algunos estudios llevados a cabo en residencias españolas indican que la calidad de prescripción de psicofármacos entre personas con demencias varía mucho entre centros: en algunas residencias estas sustancias se utilizan bien, pero en muchas otras, se utilizan incluso por conveniencia organizativa es decir, para que los residentes no molesten, no se quejen o no den “mala imagen”. Esta mala praxis, además de potencialmente muy peligrosa es ilegal según expertos juristas como Juan Luis Beltrán y Pilar García. En España los tribunales ya han empezado a condenar a algunos médicos por esta forma de prescribir.
Aun cuando todas las sociedades médicas especializadas en este tema abogan por una racionalización del uso de psicofármacos, el uso de estas sustancias sigue creciendo imparable en nuestro país.

Una de las novedades de los Criterios CHROME reside en que, por primera vez en el mundo, otro médico independiente verificará junto con el de la residencia si los psicofármacos pautados cumplen con los criterios de buenas prácticas descritas en la metodología. Estas verificaciones serán llevadas a cabo por un equipo de médicos especializados de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), la máxima autoridad que vela por los intereses de las personas con demencia. El director médico de este programa de verificación es Manuel Martín Carrasco, director del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas y presidente de la Asociación Europea de Psiquiatría.

Cualquier institución que lo desee puede solicitar apoyo a Fundación Maria Wolff o CEAFA.

El simposio en el que acaba de comunicarse esta metodología se clausuró el pasado Día Mundial del Alzheimer en la sede del IMSERSO donde todos los profesionales valoraron y reflexionaron junto con los expertos del panel sobre cuestiones prácticas y científicas en el uso de psicofármacos. Algunas de las sugerencias del púbico serán incluidas en la inminente publicación de estos criterios en la revista de la Sociedad Española de Psico-Geriatría (SEPG) siendo su acceso universal y gratuito.

 

Psicofármacos bien prescritos (tal como dicen los Criterios CHROME u otros):

  • Mejoran la calidad de vida del paciente

Psicofármacos inadecuadamente prescritos:

  • Pueden tener poco o ningún beneficio y efectos secundarios de diversa índole.
  • En algunos casos están implicados causalmente en la muerte de los pacientes.
  • Empeoran entre poco a drásticamente la calidad de vida del paciente y sus cuidadores (p.e.: pérdida de la marcha, aparición de incontinencia, incapacidad funcional, etc.).
  • Coste humano y económico de los efectos secundarios.
  • Gasto farmacéutico innecesario.
  • En determinadas circunstancias el médico es penalmente responsable de las consecuencias lesivas.

Causas de la generalizada prescripción subóptima de psicofármacos en Alzheimer:

  • Las familias presionan a los médicos para sedar al paciente, o exageran los síntomas.
  • Los centros residenciales presionan a los médicos para que suplan sus carencias organizativas o de formación: hipnóticos (somníferos) para forzar que los residentes permanezcan en las camas 13 horas diarias, neurolépticos (antipsicóticos) para que algunos residentes dejen de chillar como queja por estar en salones completamente abarrotados de ancianos, etc.
  • La sociedad en su conjunto tiende a medicalizar problemas que no son médicos. Son problemas que no requieren fármacos sino cambios organizativos en las residencias o una atención más personalizada, humana y sensible. Los centros y algunos familiares necesitan formación en estos ámbitos.

Soluciones al problema de la prescripción muy mejorable de psicofármacos en España:

  • Sensibilizar al público de las potenciales consecuencias muy graves de estos fármacos.
  • Concienciar de que en según qué condiciones, estas prescripciones atentan contra los derechos fundamentales de las personas.
  • No valorar al médico por la cantidad de fármacos que prescribe. A veces no prescribir nada o reducir fármacos puede ser la mejor opción.
  • Acudir a neurólogos, geriatras o psiquiatras especializados en tercera edad y demencias.
  • Formar a médicos y equipos asistenciales de instituciones en los tratamientos alternativos a los psicofármacos como pueden serlo algunas terapias no farmacológicas o modificaciones organizativas o ambientales.

¿Qué aportan los Criterios CHROME?

   1. Delimitan con nitidez lo que es:
     a. Buena prescripción
     b. Prescripción incorrecta
     c. Posible sujeción química
     d. Sujeción química (ilegal)
  2. Alerta al facultativo de fármacos del que el paciente podría beneficiarse en función a su diagnóstico.
  3. Aporta todos los criterios diagnósticos que necesita el facultativo para prescripción de psicofármacos en personas con demencia.
   4. Lista exhaustivamente todos los psicofármacos adecuados para cada síndrome neuropsiquiátrico (psicosis, depresión, etc).
    5. Lista exhaustivamente todos los fármacos que podrían ser utilizados como sujeciones químicas a evitar.
    6. Explica en detalle como almacenar, dispensar y eliminar psicofármacos.
  7. Los criterios de prescripción son tan nítidos que CEAFA puede verificar la calidad de la prescripción y acreditar centros excelentes.
  8. El sistema de acreditación permitirá concienciar a las administraciones y residencias para promover una buena praxis siguiendo el ejemplo de       entidades pioneras que han empezado a utilizar esta metodología.

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
  • Modificado por última vez en Jueves, 29 Septiembre 2016 11:04
Combatiendo el uso inadecuado de psicofármacos en el Alzheimer - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad