alfasigma-7dm


La educación sanitaria se muestra eficaz en la reducción del dolor de espalda en escolares

  • 08 Septiembre 2016

Un equipo de investigadores del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (IDIAP) Jordi Gol formado por fisioterapeutas y médicos rehabilitadores del CAP Sant Andreu de Barcelona, están llevando a cabo un estudio para comprobar si la implementación de un programa de educación sanitaria realizado en escolares de cuarto de educación primaria (9-10 años) puede disminuir la incidencia del dolor de espalda de estos escolares cuando llegan a sexto curso (11-12 años).

Los estudios realizados indican que el dolor de espalda es una patología que aumenta su prevalencia a lo largo de la adolescencia. Entre los 13 y los 15 años, 5 de cada 10 niños y 7 de cada 10 niñas han tenido o tienen dolor de espalda. Por tanto, según los autores, el mejor momento para hacer una intervención preventiva es la preadolescencia.

«Según la bibliografía, los 9 años es una edad adecuada para intervenir, porque la prevalencia del dolor es baja y los niños ya tienen un buen grado de conocimiento de su esquema corporal», explica Ligeia Balcells, investigadora principal del estudio, fisioterapeuta de la Unidad de Rehabilitación del CAP Sant Andreu. «Sin embargo, hemos podido observar que en esta edad, tanto el porcentaje de niños que ya han tenido algún episodio de dolor (55%) como el porcentaje de niños que tenían dolor el primer día del estudio es alta. Hemos calculado una prevalencia del dolor de espalda del 54,4%, cifra que consideramos significativa», afirma.

«Pensamos que la educación sanitaria en edades tempranas puede servir para aumentar el conocimiento sobre el cuidado de la espalda, mejorar las conductas saludables, reducir la incidencia del dolor de espalda en adolescentes, y tener una utilidad de carácter preventivo sobre la aparición del dolor, también en la edad adulta. La atención primaria es el medio ideal para impulsar proyectos encarados a la población más joven, muchas veces no prevista dentro de los programas habituales de salud, y la escuela es el mejor espacio para llevarlo a cabo», explica Ligeia Balcells.

El programa consiste en cinco sesiones grupales de 50 minutos impartidas por fisioterapeutas de atención primaria, dentro del horario escolar en la asignatura de conocimiento del medio, con una periodicidad mensual.

El temario, de higiene postural y promoción de hábitos de vida saludable, tiene una parte teórica y otra práctica orientadas a que los niños tomen conciencia corporal de la espalda, conozcan los factores de riesgo del dolor e identifiquen los hábitos corporales correctos y los pongan en práctica en su vida diaria (dormir, levantarse, agacharse, estar de pie, caminar, atarse los zapatos, lavarse los dientes, coger y llevar peso, el peso de la mochila, ver la televisión, sentarse en clase o frente al ordenador, hacer los deberes, mirar el móvil o la tablet...).

En el estudio participan 178 niños, con consentimiento informado por parte de sus padres, alumnos de la Escuela Salesianas Sant Andreu y del Colegio Jesús, María y José, ambos, centros concertados del distrito de Sant Andreu de Barcelona. Todos los niños de una misma clase forman parte de un mismo grupo, intervención o control, asignado aleatoriamente.
En el grupo intervención, formado por 113 alumnos, se llevó a cabo el programa de educación sanitaria en 4º de primaria, mientras que los del grupo control, formado por 65 alumnos, no recibieron ninguna sesión formativa.

Ambos grupos realizaron un cuestionario de prevalencia del dolor de espalda al inicio del estudio y después de la intervención, y lo repetirán dos años después, en 6º de educación primaria. Para analizar la eficacia del programa y la prevención del dolor de espalda se compararán los resultados obtenidos por el grupo control con los obtenidos por el grupo intervención.

Igualmente, para el análisis de los factores de riesgo se realiza también un cuestionario que incluye las siguientes variables: edad, sexo, antecedentes familiares de lumbalgia, el peso de la mochila y la actividad física realizada medida en número de horas a la semana.

Resultados preliminares
Los datos preliminares recogidos a lo largo del estudio muestran que la prevalencia del dolor de espalda se ha reducido en el grupo intervención un 41,1%, un 10% más que en el grupo control (31,1%). Igualmente se observa una mejora respecto al grupo control en el grado de intensidad de dolor que experimentan los niños. «Estos primeros datos apuntan que las sesiones pueden ser efectivas en la disminución de los episodios de dolor de espalda gracias a nuestra intervención», asegura Ligeia Balcells.

Por otra parte, según los investigadores, también se aprecia una mejora de los conocimientos de los niños sobre anatomía y hábitos posturales, a lo largo de las sesiones, del grupo intervención, así como del grado de conciencia corporal y el grado de atención en el cuidado de la espalda en sus actividades cotidianas.

Con respecto al análisis de los factores de riesgo (Actividad física-sedentarismo, peso de la mochila, obesidad e índice de masa corporal [IMC]), los investigadores apuntan que hay que esperar a los datos definitivos para constatar qué variables influyen en los resultados.

El estudio se inició durante el curso lectivo 2013-2014, los datos definitivos se obtendrán durante este curso escolar 2016-2017. Al grupo control, una vez finalizada la recogida de datos, se le impartirá una clase teórico-práctica con la información de higiene postural y hábitos de vida saludables.

El dolor de espalda inespecífico es el dolor que aparece en la zona sacrolumbar y está influenciado por la tensión y la adopción de ciertas posturas. Es la patología más frecuente en países industrializados. De hecho, el 90% de las personas sufre dolor lumbar en algún momento de su vida. Hacia los 15 años la cantidad de adolescentes que lo padecen es similar al de los adultos.

 

Sedentarismo y mochilas pesadas, principales

enemigos de la espalda infantil

La Organización Médica Colegial (OMC) y la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE) alertan del incremento de los hábitos sedentarios entre los escolares españoles e inciden en la importancia de la práctica continuada de la actividad física para prevenir futuras dolencias de espalda. Con el lema “Muévete para que no te duela”, ambas instituciones han puesto en marcha una nueva edición de la Campaña de Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares Españoles.

Los estudios científicos demuestran que la actividad física en la infancia es necesaria incluso para que la columna vertebral adquiera su forma definitiva. Además, realizar ejercicio físico de forma habitual reduce el riesgo de padecer dolencias de espalda y aumenta la probabilidad de que, si aparece dolor, sea más breve e interfiera menos en las actividades cotidianas. 

IMG 8796Sin embargo, hoy día, las principales opciones de ocio entre niños y adolescentes son pasivas y no resultan beneficiosas ni para su salud en general ni para su espalda. Jugar con videojuegos en diferentes dispositivos (móviles –según la encuesta Niños y videojuegos 2015 de NPD Group, dedican 6 horas semanales de media a jugar con el móvil-;  tablets y ordenadores) o ver la televisión, está generalizándose en detrimento del ejercicio, el deporte y los juegos tradicionales, que sí implican actividad física. Y además de inculcar hábitos de ocio poco saludables, los divertimentos pasivos dificultan desarrollar la musculatura, lo que aumenta el riesgo de padecer dolores de la espalda a corto y largo plazo; un estudio científico que siguió durante 25 años a una amplia cohorte de adolescentes demostró que aquéllos que padecen dolor de espalda en su juventud tienen mayor riesgo de padecerlo de forma crónica cuando son adultos.

El informe anual del Sistema Nacional de Salud en 2015 refleja que el 12,1% de los niños de menos de 14 años es sedentario, y no realiza ninguna actividad física en su tiempo de ocio. De hecho, la incidencia de las dolencias de la espalda aumenta a partir de los 10 años, y el 51% de los chicos y el 69% de las chicas de entre 13 y 15 años ya lo han padecido.

 Para Juan José Rodriguez Sendín lo importante, además del ejercicio físico, algo “fundamental” para prevenir el dolor de espalda, es que se reduzca el peso del material escolar que calificó de “improcedente, excesivo y no justificado” para que sea proporcional a la masa corporal de los niños.  

Francisco Kovacs, Director de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE) y de la Unidad de la Espalda Kovacs del Hospital Universitario Moncloa, señala que “está demostrado científicamente que la medida más eficaz para prevenir las dolencias de la espalda es el ejercicio físico, que ayuda a desarrollar una musculatura potente, resistente y coordinada que protege al resto de las estructuras de la columna vertebral y reduce la carga que soporta. Los niños deben practicar el deporte que les guste de forma continuada, para fortalecer los músculos de su espalda y prevenir dolencias futuras”.

Cualquier ejercicio físico es mejor que ninguno, y resulta esencial mantenerlo en el tiempo para que se manifieste su efecto beneficioso. Por eso los especialistas recomiendan que los niños prueben todos los deportes que puedan pero se centren en aquel o aquellos que les gusten más, puesto que lo importante es que lo practiquen de manera habitual y mantenida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
  • Modificado por última vez en Jueves, 08 Septiembre 2016 13:59
La educación sanitaria se muestra eficaz en la reducción del dolor de espalda en escolares - 5.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad