alfasigma-7dm
Premios-Esteve


Expertos en EII pediátrica inciden en la importancia de tratar cuanto antes

Lograr una remisión eficaz y mantenida desde fases precoces de la enfermedad inflamatoria intestinal –que engloba a dos trastornos: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa- continúa siendo uno de los retos a los que se enfrentan los gastroenterólogos pediátricos. Para ello, es necesario acortar los tiempos entre el inicio de los síntomas y el establecimiento de la estrategia terapéutica de los pacientes con enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), con el fin de minimizar el impacto de esta patología.

Así se ha puesto de manifiesto en el simposio ‘Leading Change in Paediatric IBD’, organizado en Barcelona por la compañía biofarmacéutica AbbVie, que ha reunido a más de 80 expertos en EII pediátrica a nivel internacional.

En sus primeras fases, algunos rasgos característicos de la EII –dolor abdominal, diarrea, cansancio, fatiga, sangrado rectal- se presentan como síntomas larvados que se pueden confundir con otras patologías gastrointestinales. “Aunque se aprecia una mejora en los últimos años, actualmente el retraso del diagnóstico en EII se sitúa entre los seis y siete meses, según los últimos estudios. Para reducir todavía más estos tiempos, es preciso seguir trabajando en el conocimiento de la EII por parte de los pediatras así como mejorar la comunicación y coordinación entre todos los niveles de la atención sanitaria. Por último, la concienciación de la población general es básica”, destaca Martín de Carpi. gastroenterólogo infantil del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y único ponente español del Simposium.

Junto al diagnóstico precoz, los expertos señalan la importancia de controlar la evolución de la enfermedad para anticipar posibles brotes, que pueden condicionar un deterioro del estado general y una lesión progresiva del intestino. Por este motivo, resulta fundamental establecer cuanto antes un tratamiento intensivo que mejore el pronóstico de la enfermedad y, por tanto, la calidad de vida del paciente.

En este sentido, los especialistas coinciden en fomentar un mayor conocimiento por parte de los profesionales de las diferentes opciones terapéuticas, con la puesta en marcha de las estrategias para optimizar dichas terapias y prevenir los efectos adversos de los mismos, para contribuir a una mejor evolución de la enfermedad: “No hay que focalizar todo el debate en los posibles efectos adversos de la medicación, ya que los fármacos disponibles hoy en día han demostrado su eficacia en el bloqueo de la inflamación desde fases muy iniciales de la enfermedad. De hecho, las terapias anti-TNF han supuesto un cambio radical en el manejo de la EII y cada vez, tenemos más experiencia de un mejor control de la enfermedad gracias a estos medicamentos”, como destaca Martín de Carpi.

Por otro lado, la presencia frecuente de manifestaciones extraintestinales en la EII supone una atención integral por parte de diferentes especialistas: “Existe mucho margen de mejora en el cuidado de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal pediátrica, fundamentalmente en relación a la creación de unidades multidisciplinares para el tratamiento de estos pacientes, tratando de abordar los diferentes aspectos de la vida de los mismos que se pueden ver alterados”, señala el experto.

A diferencia de los adultos, la EII tiene una afectación más extensa y es más progresiva, es decir, la inflamación puede afectar con el tiempo a más zonas del tracto gastrointestinal. “Teniendo en cuenta que el pico de incidencia en los niños se sitúa entre los 11 y los 13 años, hay un mayor riesgo de que la EII repercuta en el crecimiento, desarrollo sexual y maduración psicosocial. Por otro lado, la esperanza de vida es similar a la de cualquier otra persona sana, por lo que el paciente pediátrico vivirá más años con esta patología crónica, lo que supone un aumento de las posibles complicaciones y fracasos del tratamiento”, afirma Martín de Carpi.

Según el registro SPIRIT, se estima que la EII se ha triplicado en los últimos veinte años en pacientes pediátricos en España. En total, afecta a más de 130.000 personas en nuestro país, y cada año se diagnostican 2.000 nuevos casos.

10 prioridades en EII para favorecer la calidad de vida de estos pacientes

  1. Diagnóstico precoz
  2. Derivación correcta al especialista
  3. Control estrecho de la enfermedad
  4. Adherencia al tratamiento
  5. Creación de unidades multidisciplinares
  6. Comunicación y coordinación entre todos los niveles de la atención sanitaria
  7. Conocimiento de los pediatras de atención primaria sobre la EII
  8. Concienciación de la población general
  9. Figura del psicólogo en las unidades multidisciplinares
  10. Contacto con otras familias, pacientes y asociaciones de pacientes
Valora este artículo
(1 Voto)
Expertos en EII pediátrica inciden en la importancia de tratar cuanto antes - 3.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad