publicidad


El entrenamiento de los músculos respiratorios se demuestra eficaz en personas que han padecido un ictus

Investigadores del Hospital del Mar y de la Esperanza han demostrado que un entrenamiento muscular inspiratorio y espiratorio de 3 semanas de duración en pacientes que acaban de sufrir un ictus es eficaz para reducir complicaciones respiratorias futuras.

La afectación de los músculos respiratorios es una complicación habitual después de un ictus que junto con la alteración de la deglución conlleva un mayor riesgo de neumonías por aspiración, y por tanto, ingresos hospitalarios más largos y un mayor riesgo de mortalidad.

“La rehabilitación después de un ictus incluye sesiones de terapia física, ocupacional y tratamiento del lenguaje y de los trastornos de la deglución, con el objetivo de facilitar sus actividades diarias, la movilidad y sus habilidades de comunicación, pero hasta ahora el proceso de rehabilitación no incluía ningún entrenamiento respiratorio específico", explica Ester Marco, médico del servicio de Rehabilitación del Hospital del Mar y de la Esperanza e investigadora del grupo de investigación en Rehabilitación del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM).

Para evaluar la eficacia, viabilidad y seguridad de incorporar este entrenamiento respiratorio al proceso rehabilitador, los investigadores analizaron su efecto en 54 pacientes que habían sufrido un ictus recientemente (menos de 2 semanas antes) comparativamente con un grupo control. Los pacientes realizaban un entrenamiento dual (inspiratorio y espiratorio) de alta intensidad, dos veces al día, 5 días a la semana, durante 3 semanas. Los resultados del estudio, publicado en Neurology, mostraron que la terapia respiratoria era una opción bien tolerada por los pacientes, que mejoraba significativamente la fuerza muscular respiratoria y disminuía la incidencia de infecciones respiratorias a los 6 meses de seguimiento.

"Incorporar como opción terapéutica en una rehabilitación orientada a mejorar la debilidad muscular respiratoria asociada al ictus mejora la eficacia de la tos y reduce el riesgo de aspiración, y por tanto, también de las neumonías por aspiración, así como el riesgo de infecciones respiratorias. Además, la determinación de la fuerza de los músculos respiratorios es una técnica simple, segura y económica que podría incorporarse a las unidades de rehabilitación neurológica en un futuro para ayudar a evaluar el riesgo de aspiración en pacientes con ictus "concluye Marco.

Artículo de referencia
“Inspiratory and expiratory muscle training in subacute stroke. A randomized clinical trial” Monique Messaggi-Sartor, Anna Guillen-Solà, Marina Depolo, Esther Duarte, Diego A. Rodríguez, Maria-Camelia Barrera, Esther Barreiro, Ferran Escalada, Mauricio Orozco-Levi, Ester Marco. Neurology®2015;85:1–9

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad