publicidad
adlinkinternational


Un ensayo clínico demuestra la efectividad del tratamiento con CPAP en pacientes ancianos con apnea del sueño

La pirámide poblacional está sufriendo cambios importantes. El porcentaje de pacientes ancianos está experimentado un incremento progresivo en los países industrializados. Este escenario conlleva que el diagnóstico y el tratamiento de la apnea del sueño en la población anciana se están convirtiendo en un escenario habitual en las unidades del sueño. A pesar de ello, existen muy pocos estudios que aborden específicamente esta problemática.

El estudio Obstructive sleep apnoea in the elderly: role of continuous positive airway pressure treatment. A randomised, controlled trial, publicado recientemente en European Respiratory Journal, es el primer ensayo clínico que investiga la efectividad del tratamiento con CPAP en aspectos clínicos, de calidad de vida y neurocognitivos en un grupo específico de pacientes ancianos con apnea obstructiva del sueño grave. “Los resultados principales demuestran que en este grupo de pacientes, el tratamiento con CPAP consigue mejoras una mejoría en la calidad de vida. Estas se perciben especialmente en los síntomas diurnos y nocturnos y en la esfera social y emocional”, explica Miguel Ángel Martínez García, neumólogo, primer firmante del artículo y miembro de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica). “Así pues, la edad no debería suponer un impedimento para la prescripción de CPAP en ancianos con apnea del sueño grave”, añade.

La presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) es el tratamiento indicado para los casos de apnea obstructiva del sueño sintomática o grave. Sin embargo, todos los ensayos clínicos publicados hasta el momento sobre el efecto de la CPAP han incluido solamente pacientes de mediana edad. “A diferencia de las investigaciones realizadas hasta el momento, los resultados obtenidos se centran únicamente en pacientes ancianos”. Esto nos permite ajustar el abordaje de la apnea del sueño a la realidad poblacional del momento para poder afrontar de una forma más eficaz el aumento de sospechas clínicas de apnea del sueño en las unidades del sueño de nuestro país”, asegura. Martínez, que ha presentado las conclusiones principales de este estudio en el marco del 48º Congreso Nacional SEPAR, recientemente celebrado en Gran Canaria.

El tratamiento con CPAP en población de edad avanzada mejora los síntomas relacionadas con el sueño, como son los ronquidos, las crisis asfícticas, las pesadillas, la nicturia (aumento de la frecuencia nocturna de micción) y la hipersomnolencia diurna. También, favorece el control de la esfera emocional, reduciendo los índices de depresión y ansiedad. “La presión positiva en la vía aérea permite sentirse más despierto y con menos sueño durante el día. En consecuencia, el descanso y el sueño nocturno también se regularizan. Con los patrones de sueño controlados es posible reducir la ansiedad y la depresión así como mejorar el riesgo cardiovascular, mejorando el estado anímico de los pacientes”, explica Martínez.

En la población anciana, el efecto negativo de los desórdenes respiratorios del sueño también tiene impacto en algunas de las funciones neurocognitivas. “El tratamiento con CPAP también conlleva mejoras neurocognitivas, que se observan especialmente en aspectos relacionados con la memoria y las funciones ejecutivas”, asegura Martínez. Otro aspecto relevante de la investigación es que el 70% de pacientes ancianos toleran adecuadamente el tratamiento con CPAP al menos durante 4 horas por noche de media, que es el número de horas mínimo que se considera efectivo. “El nivel de tolerancia y adherencia al tratamiento en este grupo de edad es muy destacable ya que en terapias auto-administradas por los propios pacientes los problemas con la adherencia suelen ser más frecuentes, en especial en enfermedades crónicas”, añade.

En conclusión, el estudio realizado demuestra que el tratamiento con CPAP en pacientes ancianos supone mejoras importantes de la calidad de vida. Dado el aumento de la prevalencia de los trastornos del sueño con la edad, es necesario seguir investigando para desarrollar nuevos estudios que ayuden también a determinar el efecto de este tratamiento en pacientes ancianos con apnea obstructiva del sueño leve o moderada.

Valora este artículo
(1 Voto)
  • Modificado por última vez en Miércoles, 10 Junio 2015 08:30
Un ensayo clínico demuestra la efectividad del tratamiento con CPAP en pacientes ancianos con apnea del sueño - 1.0 out of 5 based on 1 vote

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad