alfasigma-7dm


La prevalencia de EPOC en Canarias se sitúa en un 7,3% con un infradiagnóstico de hasta el 71,6%

Especialistas de atención primaria (AP) y neumología se han dado cita en las jornadas La Segunda Mirada, impulsadas por Novartis, con el objetivo de intercambiar experiencias entre los profesionales sanitarios implicados en el manejo de la EPOC y analizar los retos en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes, así como las últimas novedades en el tratamiento de la patología.

En palabras de Carlos Cabrera, neumólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, estas jornadas tienen como finalidad "concienciar a los especialistas de atención primaria de la importancia de un correcto diagnóstico, así como destacar la relevancia de los síntomas para realizar un abordaje terapéutico adecuado".

Este encuentro se enmarca en un programa de jornadas que se realizarán en diversos puntos del territorio nacional para promover el intercambio de conocimientos en el campo de la EPOC entre especialistas de neumología y atención primaria.
Según datos del estudio Prevalencia de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica en las Islas Canarias, la prevalencia de la EPOC en esta comunidad autónoma alcanza el 7,3% de los adultos entre 40 y 70 años. A pesar de ello, el 71,6% de los pacientes de EPOC en la región no están diagnosticados, según datos del mismo estudio.

Ante esta situación, Cabrera considera que "es importante que los especialistas de atención primaria estén bien formados para poder detectar en aquellas personas de más de 40 años un posible caso de EPOC". En este sentido, el mismo doctor ha destacado como fundamental la coordinación entre médicos de AP y neumólogos ya que "la EPOC es una enfermedad progresiva, por lo que puede llegar un momento en el que sea necesaria la intervención de un médico especialista para un abordaje terapéutico más específico, y dicha transición debe hacerse correctamente en beneficio del paciente".

Durante la jornada, los expertos también han destacado la importancia del control de los síntomas de la EPOC. "Las exacerbaciones, disminuciones bruscas de la capacidad respiratoria, son una de las principales causas de pérdida de calidad de vida de estos pacientes", ha explicado Cabrera, quien ha añadido que "tienen efecto inmediato en el estado del enfermo pero también afectan a largo plazo, ya que su función pulmonar puede quedar reducida tras un episodio de exacerbación".

Por ello, ha querido destacar la importancia del control de los síntomas y cómo ha contribuido a ello la doble broncodilatación. "La doble broncodilatación permite un mayor control de la sintomatología mejorando la calidad de vida del paciente, uno de los objetivos de los profesionales sanitarios ante el enfermo de EPOC. Pero el control de los síntomas es también importante porque éstos son un gran indicador de mortalidad y si el profesional sanitario es capaz de moderarlos, puede quizás reducir la mortalidad del paciente".

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad