publicidad


Los expertos reclaman la misma rapidez para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca que para el infarto

La Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) han elaborado un consenso pionero en Europa por el que se reclama que la atención a la insuficiencia cardiaca sea considerada igual de urgente que la del infarto.

"Si el Código Infarto ha marcado un antes y un después en el tratamiento del infarto, con una reducción de la mortalidad por esta causa de hasta un 50% en los últimos diez años, con la aplicación de este consenso esperamos una reducción de la mortalidad, reingreso y costes sanitarios derivados de la insuficiencia cardiaca de entre un 25% y un 50% en los próximos años", explica Nicolás Manito, ex presidente de la Sección de Insuficiencia Cardiaca y Trasplante de la SEC y uno de los coordinadores del "Consenso para la mejora de la atención integral de los pacientes con Insuficiencia Cardiaca Aguda"

El consenso consta de 36 recomendaciones, de las que los expertos han elaborado un decálogo de las primordiales:

1. Se recomienda el uso de péptidos natriuréticos (BNP/Nt-proBNP) en pacientes con sospecha de ICA tras la evaluación inicial (Hª clínica, ECG y Rx de tórax) especialmente si existe incertidumbre sobre su diagnóstico.
2. La realización de una ecocardiografía de orientación en urgencias mejoraría el proceso diagnóstico y terapéutico. La realización de la ecocardiografía reglada y programada durante el ingreso del paciente es de gran valor en la confirmación diagnóstica, sindrómica y etiológica; y facilita la implementación del plan terapéutico más adecuado para el paciente con ICA.
3. En la fibrilación auricular (FA) rápida debe reducirse la frecuencia cardiaca (FC). El tratamiento de la frecuencia cardiaca rápida -o ritmo ventricular- es mejorar la condición clínica del paciente con el tratamiento específico de la ICA dado que en la mayoría de los casos se trata de una respuesta adaptativa a la propia ICA.
4. Asumiendo la variabilidad propia de cualquier modelo asistencial y la idiosincrasia multidisciplinar de la atención a los pacientes con ICA se recomienda protocolizar de forma local y participativa en cada hospital los criterios generales de abordaje, derivación y manejo asistencial que aporten la mejor calidad en la atención y en la continuidad asistencial a estos pacientes.
5. Los pacientes con inestabilidad clínica valorada por signos vitales tras el tratamiento inicial en los SUH en los que se mantiene una presión arterial sistólica < 85 mm Hg o > 175 mm Hg, una frecuencia cardíaca > 130 latidos/min, y una saturación de O2 < al 90%, no son apropiados para la atención en UO y debieran ingresar según los casos en los distintos servicios hospitalarios.
6. Se recomienda evaluar al menos diariamente la dosis de diurético en función de la respuesta y del estado de congestión del paciente, siempre teniendo en cuenta sus posibles efectos adversos.
7. Al ingreso del paciente, se recomienda mantener el tratamiento de la ICC con IECA o ARAII siempre que la situación de la función renal y la presión arterial lo permitan, ya que su uso reduce las complicaciones cardiovasculares y mejora el pronóstico.
8. Se considera que existe un empeoramiento de la ICA cuando el paciente expresa un aumento de la disnea, persistencia o aumento de la congestión o de los signos de hipoperfusión o inestabilidad hemodinámica que requiere cambios y/o ajustes en el plan terapéutico.
9. Todos los pacientes previa a su alta deben recibir consejos sanitarios respecto:
• Su enfermedad: síntomas más comunes.
• Peso: control y seguimiento.
• Ingesta de líquidos: criterios generales.
• Ejercicio: plan básico adaptado.
• Consumo de sal: criterios generales.
• Evitar tabaco y alcohol.
• Actitud ante:
     aumento de peso,
     aumento de la presión arterial.
• Síntomas de alarma para contactar con su médico o acudir a urgencias.
10. Se recomienda la puesta en marcha de protocolos locales multidisciplinares en un marco estructurado y planificado mediante programas de IC integrados con atención primaria. Las unidades de IC multidisciplinares ayudan en la continuidad asistencial al alta del paciente.

A raíz de este consenso, se organizarán diversas reuniones con hospitales y presentaciones en los congresos de cada sociedad médica para difundir las medidas recomendadas por los expertos y lograr que cada centro hospitalario cuente con un protocolo de actuación ante la insuficiencia cardiaca.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad