publicidad


Primer consenso sobre la trombosis venosa en atención primaria

Recientemente se ha presentado en Madrid el Documento de Consenso sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa en Atención Primaria, realizado por el Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

El Consenso recoge una serie de recomendaciones basadas en la evidencia científica sobre la profilaxis, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa en los diferentes escenarios que se pueden presentar en la práctica diaria del médico de familia o de los profesionales implicados en su atención. En la redacción de este documento han participado profesionales médicos de diferentes especialidades hospitalarias y médicos de atención primaria.

Al año mueren en Europa 543.454 personas a causa de la enfermedad tromboembólica. En España la incidencia aproximada es de 116-124 casos por cada 100.000 personas, con una mortalidad del 11,6% para la tromboembolia pulmonar y 2,3% por trombosis venosa profunda de las extremidades inferiores. En cuanto a morbilidad, alrededor del 5% de pacientes con tromboembolia pulmonar desarrollan hipertensión pulmonar y hasta un 30% un síndrome postrombótico.

Además, los expertos afirman que "el riesgo de recurrencia es alto, 10% por paciente y año, y los costes superan con creces los 12.000 euros por persona, "si bien hay razones para pensar que la incidencia real es superior, por tratarse de cuadros con frecuencia infradiagnosticados", admiten. Esta incidencia aumenta exponencialmente con la edad, y pese a los avances en su profilaxis, diagnóstico y tratamiento, "es la tercera causa de muerte cardiovascular tras el infarto agudo de miocardio e ictus", alertan.

Lourdes Reina, vocal del CEFyL, y Eduardo Carrasco, Semergen, coautores del consenso, aseguran que, "la carga de esta enfermedad solo puede disminuir con una profilaxis adecuada, un diagnóstico temprano y un tratamiento eficaz". El médico de atención primaria ha acrecentado su interés y participación en el manejo de la ETV gracias a la introducción de las heparinas de bajo peso molecular como fármacos de uso también ambulatorio y al mayor conocimiento de la metodología diagnóstica y profilaxis.

De esta manera, la ETV ya no es un ente de ámbito hospitalario sino que el médico de familia ha pasado a jugar un papel protagonista en el abordaje y resolución de la enfermedad, al formar parte del primer nivel de atención sanitaria. No obstante, todavía queda camino por recorrer en el conocimiento de la ETV y, aunque cada vez se publican más trabajos y guías de práctica clínica, siguen existiendo lagunas en algunas áreas, "lo que nos lleva a incertidumbres a la hora de actuar en las consultas", advierten. Por ello, destacan la necesidad de una formación profesional adecuada y una disponibilidad de medios oportuna y eficiente. "Aunque la ETV es una diana donde poder realizar la máxima prevención, sigue habiendo una baja tasa de profilaxis adecuada a lo largo del mundo, sobre todo en el paciente con patología médica aguda".

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Comunidad