alfasigma-7dm


Ingeborg Hochmair, galardonada con el premio Lasker por el desarrollo del implante coclear moderno

  • 09 Septiembre 2013

Ingeborg Hochmair ha sido galardonada con el prestigioso premio Lasker-DeBakey 2013 a la investigación biomédica clínica por el desarrollo del implante coclear moderno, un dispositivo que restaura la audición en personas con pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda mediante la estimulación eléctrica del nervio auditivo. Comparte el galardón con Graeme M. Clark (Profesor emérito de la Universidad de Melbourne, Australia) y Blake S. Wilson (Universidad de Duke, NC, USA). Este reconocido galardón científico se entrega anualmente a aquellas personas que han contribuido de forma destacada a mejorar el tratamiento clínico de los pacientes.Hochmair, recogerá el premio en la ceremonia de entrega que tendrá lugar en Nueva York el viernes 20 de septiembre.

Ingeborg Hochmair, doctora en Ingeniería Electrónica, ha sido reconocida por su temprana contribución al campo de los implantes cocleares que se inició con el desarrollo del primer implante coclear microelectrónico multicanal del mundo, implantado en Viena en 1977. Este implante incorporaba un electrodo largo y flexible que permitía, por primera vez, estimular el nervio auditivo con señales eléctricas en gran parte de la cóclea, parte del oído interno en forma de caracol. Una nueva versión de este dispositivo, marcó el siguiente hito en el desarrollo de los implantes cocleares en 1979: la comprensión de palabras y frases sin necesidad de leer los labios en entornos silenciosos gracias a un pequeño procesador de sonido portátil. En 1991, la intensa y constante innovación daría lugar al primer procesador retroauricular (BTE) del mundo.

El siguiente avance importante fue el desarrollo de un implante coclear de alta tasa de estimulación diseñado específicamente para implementar la estrategia de codificación del habla creada por Blake Wilson que permitía una mayor estimulación de la cóclea. Desde 1994 en adelante, este dispositivo posibilitó a los usuarios un mejor rendimiento del implante convirtiéndose en el primer modelo con el que la mayoría de los adultos con pérdida auditiva postlocutiva lograba comprender más del 50% de las palabras monosílabas en los seis meses posteriores al implante, tal y como quedaría demostrado en diversos ensayos clínicos. Un salto importante que significaba que la mayoría de estos implantados podían mantener conversaciones por teléfono, incluso sobre temas y con personas desconocidos.

Las investigaciones de Hochmair también han hecho posible el desarrollo de una serie de electrodos altamente flexibles diseñados para preservar la cóclea y sus delicadas estructuras a pesar de la profunda inserción del implante en el oído.

En los últimos años, l Hochmair y  Wilson han colaborado en avances e investigaciones de actualidad como el beneficio de la implantación bilateral; la estimulación eléctrico- acústica combinada o la indicación de los implantes cocleares para la hipoacusia unilateral.
 

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Lunes, 09 Septiembre 2013 14:02

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

Comunidad