alfasigma-7dm


Un estudio genético diseña un modelo predictivo para el tratamiento farmacológico del ictus isquémico

El Grupo de Investigación de Enfermedades Neurovasculares del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) ha dado un paso más al demostrar el componente genético asociado a la respuesta a la administración de t-PA, el único tratamiento farmacológico para la fase aguda del ictus isquémico.

 Este hallazgo consolida la importancia de los factores genéticos en la predicción de la respuesta al fármaco que se apuntan desde hace tiempo y al mismo tiempo podría modificar los criterios de cribado de los pacientes que pueden recibir o no el tratamiento. Los resultados del estudio mejoran los algoritmos de predicción de respuesta a t-PA existentes hasta el momento y proponen un modelo predictivo que combina factores clínicos y genéticos con más efectividad.

El estudio ha sido publicado en la revista Annals of Neurology y deriva de una sólida colaboración con otros centros como la Fundación Docencia e Investigación MútuaTerrassa y grupos que pertenecen al estudio GRECOS* como el Hospital Clínico, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, el Hospital del Mar, el Hospital de Basurto y el Hospital Dr. Josep Trueta y que disponen de grandes bases de datos de pacientes.

Este estudio ha analizado la serie más grande de pacientes tratados con t-PA y de los que se dispone de datos genéticos y fenotípicos, es decir, datos que se traducen en lo que muestran los pacientes. El estudio ha buscado polimorfismos de un único nucleótido (SNP), o lo que es lo mismo, pequeñas variaciones en la cadena de ADN, en 97 genes candidatos y más de 1.000 pacientes. «Los resultados del estudio han demostrado que los pacientes que tienen un polimorfismo en el gen A2M se asocian más a hemorragias cerebrales y los polimorfismos en el Factor XII se asocian a mayor mortalidad intrahospitalaria después de la administración de t-PA en pacientes con ictus», explica Israel Fernández-Cadenas, responsable del estudio dentro del área de genética del Grupo de Investigación en Enfermedades Neurovasculares del VHIR, conjuntamente con Alberto del Rio, y actualmente investigador de la Fundación Docencia e Investigación MútuaTerrassa.

Joan Montaner, responsable del Grupo de Investigación en Enfermedades Neurovasculares del VHIR y responsable último del estudio, ha destacado que el estudio «permite identificar a los pacientes que genéticamente tienen un mayor riesgo de tener una mala respuesta. Al mismo tiempo, mejora los márgenes de seguridad para aquellos pacientes que cumplan todos los criterios para que se les administre el tratamiento y que desde el punto de vista genético no tengan un riesgo aumentado. Incluso se podrían relajar criterios, como poder administrar en algunos casos el tratamiento de forma algo más tardía, más allá de las 4,5 horas después del ictus. También sitúa a estos genes en el punto de mira como posibles dianas terapéuticas además de como marcadores de respuesta».
 

Valora este artículo
(0 votos)
  • Modificado por última vez en Viernes, 19 Julio 2013 11:49

Deja un comentario

Siete Días Médicos es una web para profesionales sanitarios.
En ningún caso se publicarán ni se responderán consultas médicas realizadas por pacientes.

BOTON LOGO 7DMLa revista Siete Días Médicos y su web son un producto de Ediciones Mayo S.A. destinado a los profesionales de la atención primaria. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Siete Días Médicos reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Web Médica Acreditada. Ver más información

 

 

Comunidad